Santa Cruz de Tenerife

Ya está construido el escenario del Carnaval 2002

Mañana comienza el montaje de la estructura metálica y el próximo lunes, la colocación de la escenografía que deberá estar lista el día 21. EL DÍA revela algunos detalles del decorado hecho en Valencia.

HUMBERTO GONAR, S/C de Tenerife
2/ene/02 19:26 PM
Edición impresa
HUMBERTO GONAR, S/C de Tenerife

La empresa encargada del diseño y construcción del escenario del Carnaval 2002, Caballo de Troya, ya ha terminado en sus talleres de Valencia la construcción del decorado que recrea "Los Locos años 20", motivo que presidirá a partir del miércoles 23 los actos que se desarrollarán en la plaza de España en honor de la máscara.

Uno de los responsables del taller, Manu Martín, explicó a EL DÍA que el decorado diseñado por David Bello "es muy volumétrico" y dijo sentirse satisfecho por el resultado final. Dada la grandiosidad de la escenografía, con un presupuesto de 306.516 euros (51 millones de pesetas) y que se ha construido en dos meses, no se ha podido montar en su totalidad en Valencia.

La instalación en Santa Cruz está prevista que comience mañana. Sobre la plataforma que se habilitó en la plaza de España para acoger las actuaciones de fin de año, se ampliará la tarima hasta completar los 1.200 metros cuadrados que tendrá de superficie. Tanto este trabajo como la colocación de la estructura metálica de los elementos que integran el fondo de escenario deberán estar listos el próximo lunes, cuando se prevé la llegada del diseñador del decorado, David Bello, y de un equipo de Caballo de Troya.

Los operarios tendrán un plaza de quince días para acometer todo el montaje.

La primera incursión de esta empresa valenciana en el Carnaval canario tuvo lugar en 1996, coincidiendo con la etapa que estuvo Francis Suárez al frente de la Gala de Las Palmas. Desde entonces y hasta el año pasado, Caballo de Troya fue la encargada de dar forma a la idea del escenógrafo Alberto Fernández.

De forma paradójica, Manolo Martín "fichó" por Tenerife este año y Las Palmas contrató a la empresa que ha realizado los decorados chicharreros en las dos últimas ediciones, la catalana Volumen. La gran ausencia la protagoniza el prestigioso diseñador de reinas y escenógrafo Justo Gutiérrez, que podría quedar relegado para la decoración que se instale en la plaza del Príncipe.

Entre otros elementos destacan la torre Eiffel - que será transitable en el primer piso - , el puente de Brooklyn - que ocupará la boca de escenario - , la Estatua de la Libertad y el Molin Rouge.