Internacional
LO ÚLTIMO:
Un hombre apuñala mortalmente a su expareja en una tienda de Palma leer

El peronista Eduardo Duhalde busca ser presidente con el apoyo del Parlamento

El senador, que perdió frente a De la Rúa en las elecciones presidenciales de 1999, necesitará para alcanzar la jefatura del Estado el apoyo de dos tercios de la cámara, a sabiendas, además, de que en su propio partido tendrá cierta oposición a su candidatura.

EFE, Buenos Aires
2/ene/02 19:25 PM
Edición impresa

La Asamblea Legislativa de Argentina que debe designar al nuevo presidente del país comenzó ayer sus deliberaciones a las 18:05 horas (21:05 GMT).

La mayoría de los 25 bloques políticos que conforman la Asamblea (diputados y senadores) ha acordado designar al peronista Eduardo Duhalde como presidente del país, según han señalado sus portavoces.

Duhalde, de 60 años, cuenta con el apoyo de legisladores de su partido, que tiene mayoría en ambas cámaras, de la Unión Cívica Radical (UCR), principal partido de la oposición, y de varias agrupaciones políticas regionales.

El ARI (Alternativa para una República de Iguales), tercera fuerza política en diputados, y los legisladores de izquierda anunciaron que no votarán a Duhalde.

La Asamblea Legislativa estaba convocada para las 14:00 horas (17:00 GMT), pero las negociaciones entre las distintas fuerzas políticas demoraron el inicio de la sesión prevista.

Primero, la renuncia

Los legisladores deben tratar, en primer término, la renuncia a la presidencia del país, que presentó Adolfo Rodríguez Saá el pasado domingo y, luego de aceptada, elegir por votación a su sucesor en la presidencia.

Según lo acordado, cada uno de los 25 bloques parlamentarios dispondrá de quince minutos para exponer, tras lo cual se procederá a votar al que será el nuevo presidente del país.

El pasado 20 de diciembre Fernando de la Rúa dimitió como presidente de la nación, en medio de un clima de agitación social por la profunda recesión económica en todo el estado.

La jefatura de Estado quedó interinamente a cargo del presidente del Senado, el peronista Ramón Puerta, según lo establece la Constitución y la ley de sucesión presidencial.

El domingo 23 la Asamblea Legislativa designó a Rodríguez Saá hasta el 5 de abril, fecha en que debía traspasar el mando al presidente elegido en las urnas el 3 de marzo.

Pero Rodríguez Saá renunció siete días después y el senador Ramón Puerta, que debía hacerse cargo nuevamente de la presidencia interina, también presentó su dimisión.

De esa manera, el presidente de la Cámara de Diputados, el también peronista Eduardo Caamaño, se hizo cargo interinamente del Poder Ejecutivo y convocó a la Asamblea Legislativa.