Nacional

Ibarretxe anuncia que el País Vasco dejará de pagar 240 millones de euros al Estado

El lehendakari dio a conocer esta medida tras la prórroga del Concierto Económico, que entró el martes en vigor, y añadió que "no se siente representado" por el Gobierno central en los Consejos de Ministros europeos que traten cuestiones que afecten a dichos acuerdos.

3/ene/02 19:27 PM
Edición impresa

"Pose política"

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, calificó las palabras de Ibarretxe de "declaraciones políticas y de pose". Señaló que "no se puede cuestionar ninguna ley que apruebe el Parlamento" e insistió en la necesidad de retomar las negociaciones para lograr un Concierto renovado, aunque subrayó la legalidad de la prórroga ya en vigor. El ministro dijo que la propia ley del cupo establece los mecanismos de actualización, por lo que para el año próximo la cifra será "la que provenga de la vigente ley" y que la prevista es de 1.040 millones de euros, la del cupo vigente" y "lo que incorpora son determinadas liquidaciones de ejercicios anteriores que hay que materializar". Insistió en que la representación de Euskadi y de su hacienda ante Europa "le corresponde al Gobierno español".

EFE, Vitoria

El lehendakari Juan José Ibarretxe anunció ayer que el País Vasco pagará este año un cupo al Estado de 907,5 millones de euros (151 mil millones de pesetas), frente a los 1.147,9 millones (191 mil millones de pesetas) que según Ibarretxe figuran en los Presupuestos del Estado para el 2002, mientras no haya acuerdo sobre el Concierto Económico.

El lehendakari compareció en Vitoria para anunciar esta medida tras la prórroga del Concierto Económico, que entró el martes en vigor. El Ministerio de Hacienda, con la oposición del Gobierno Vasco, decidió la prórroga tras no llegarse a un acuerdo en las negociaciones para su renovación.

El cupo vasco es la cantidad que el País Vasco paga al Estado por las competencias no transferidas, como defensa o asuntos exteriores. Se regula por una Ley que se prorroga automáticamente, diferente a la del Concierto, pero el cálculo del cupo fue una de las discrepancias principales durante la negociación del Concierto. El año pasado, el Cupo fue de 173.800 millones de pesetas.

Ibarretxe, tras anunciar esta reducción del cupo en 240,4 millones de euros, expresó ayer su disposición a continuar las negociaciones para renovar el Concierto, pero sin "imposiciones".

Además, aseguró que el País Vasco se reserva la posibilidad de asistir al Consejo de Política Fiscal y Financiera y añadió que "no se siente representado" por el Gobierno de España en los Consejos de Ministros europeos que traten cuestiones que afecten al Concierto Económico.

"Imposible de aceptar"

El ministro de Administraciones Públicas, Jesús Posada, explicó que el Gobierno "no ha admitido la última propuesta del Gobierno vasco (sobre Europa) porque es imposible de aceptar, ya que es contraria a la Constitución".

Desde los partidos respectivos se apoyaron las tesis del lehendakari y del ministro. Así, el presidente del PNV, Xabier Arzalluz, anunció que habrá una "tensión fuerte" por la prórroga del Concierto.

Arzalluz calificó de "normal" que el Gobierno Vasco decida no pagar el cupo establecido, y agregó que el rechazo a la presencia de las instituciones vascas en los órganos de la UE se debe "en el fondo al miedo a que todas las autonomías pidan la presencia en Europa".

Desde el PP, Jaime Mayor Oreja acusó al lehendakari de buscar la "confrontación" y el "aislamiento con el Gobierno de España" y aseguró que las medidas anunciadas por éste representan "la más grave amenaza para el futuro del Concierto".