Vivir

El complejo de Arico tendrá este año una planta de clasificación de envases

La Consejería de Política Territorial y Medio Ambiente acometerá esta actuación, a la que se suman dos proyectos de interés, como son la construcción de la primera celda de vertidos del complejo medioambiental y también las obras de drenaje de las cuencas.

EL DÍA, S/C de Tenerife
3/ene/02 19:28 PM
Edición impresa

La Consejería de Política Territorial y Medio Ambiente del Gobierno de Canarias ha previsto destinar entre 2001 y 2002 casi 786 mil euros (algo más de 1.500 millones pesetas) dedicadas a actuaciones en el complejo medioambiental de Arico.

Una parte de estas obras se ejecutó a lo largo del año pasado, como es el caso del aula medioambiental y la planta de lixiviados, proyectos que están prácticamente finalizados, mientras el resto se culminarán a lo largo de 2002, tal y como aparece recogido en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) de 24 de diciembre de 2001, donde se publica la adjudicación de la celda de vertidos y la planta de clasificación de envases.

De cara a 2002 está prevista una inversión de 4 millones de euros (más de 700 millones de pesetas), que se corresponden con la ejecución de tres proyectos. La actuación estrella será la planta de clasificación y reciclaje de envases, adjudicada a la U Temporal de Empresas (UTE), y cuyo plazo de ejecución se ha estimado en diez meses. Con esta obra se persigue garantizar la recuperación de envases ligeros provenientes de la recogida selectiva de la bolsa doméstica, cumpliendo de esta manera con las exigencias que establece la Ley de Envases y Residuos de Envases.

El segundo proyecto se dirige a la construcción de la primera celda de vertidos del complejo medioambiental, que cuenta con un plazo de ejecución de cuatro meses. Esta instalación permitirá hacer realidad la ampliación del vertedero controlado de residuos urbanos de Arico, que así podrá soportar el incremento de la generación de residuos urbanos de los últimos años. Por último, y en el plazo de cuatro meses, se ejecutarán las obras de drenaje de cuencas.

En 2001 se ejecutó la primera fase de las instalaciones para la gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU), que consistió en la ubicación de unos motores para la desgasificación del vertedero y la construcción de una planta de lixiviados para descontaminar la zona, además del desarrollo de la urbanización y servicios generales.

El Pircan prevé invertir 354 millones de euros (59 mil millones de pesetas), de los que 291 millones (48 mil quinientos millones de pesetas) se destinarán a la dotación en infraestructuras para residuos urbanos y asimilables, que propicien la recogida selectiva, clasificación, compostaje y biomecanizaión, así como puntos limpios y plantas de transferencia.