Actualidad

El Ministerio de Sanidad sólo "aconseja" alejar las instalaciones de las escuelas

Un comité de expertos nacionales asegura que no hay evidencias directas sobre la exposición a campos electromagnéticos y la aparición de cierto tipo de tumores, aunque reconoce que los métodos de análisis para llegar a esta conclusión han sido dispares.

EL DÍA, S/C de Tenerife
4/ene/02 19:28 PM
Edición impresa

Un estudio elaborado por un comité de expertos a instancias del Ministerio de Sanidad y Consumo aconseja "evitar" la instalación de antenas base de telefonía móvil cercanas a espacios sensibles, como escuelas, centros de salud o áreas de recreo, con el fin "de prevenir en la población vecina percepciones de riesgo no justificadas", al tiempo que indica varias precauciones para la instalación de nuevas estaciones en azoteas.

Estas recomendaciones toman en consideración la alarma social que suscitan todas aquellas instalaciones que emiten campos electromagnéticos (CEM), como las líneas de alta tensión, aparatos eléctricos, transmisiones de radiodifusión, sistemas y estaciones base de telefonía móvil, enlaces microondas, radares y transporte como el ferroviario, el tranvía y el metro. La apreciación no corrobora, sin embargo, que pudiera haber una relación directa entre la exposición prolongada a los campos electromagnético con determinados problemas de salud pública.

Este informe, cuyos autores hacen hincapié en que no sea interpretado como un texto cerrado, puesto que hay en curso numerosas investigaciones, asegura que "muchos de los efectos biológicos que se han presentado en animales o seres humanos expuestos a CEM se relaciones con interacciones del campo eléctrico o magnético sobre el sistema nervioso", aunque "no necesariamente de consecuencias nocivas". Lo más destacado del documento se refiere a que numerosos laboratorios analizaron si otras frecuencias "no visibles" del espectro pueden modificar la producción de la hormona melatonina, cuya presencia o ausencia parece influir en el desarrollo de cierto tumores.

La confusión imperante y la alarma social que desencadena esta asociación de ideas no quedan despejadas en el informe científico del Ministerio de Sanidad y Consumo, que señala "en su conjunto, los estudios no han proporcionado evidencias consistentes de cambios irreversibles o significativos de los niveles de melatonina", para añadir que hay dificultades para cotejar y emitir conclusiones porque los métodos de experimentación utilizados con ratas, hámster, ovejas, trabajadores y voluntarios expuestos a campos electromagnéticos intensos fueron dispares.

Pese a esto, aconseja en el caso de las antenas de telefonía móvil instaladas en azoteas o lugares accesibles al público la colocación de barreras o señales que eviten el acceso de personal no autorizado donde la exposición pudiera superar niveles recomendados.