Actualidad

La Junta cierra el colegio de Valladolid para investigar los cuatro casos de cáncer en niños


EFE, Valladolid
4/ene/02 19:28 PM
Edición impresa

La salud y la seguridad de los niños del colegio García Quintana son y serán los ejes de las actuaciones y propuestas de trabajo de la Junta de Castilla y León, reiteró ayer el consejero de Sanidad y Bienestar Social, Carlos Fernández Carriedo.

El también portavoz del Ejecutivo autonómico se refirió así, a preguntas de los periodistas, a la denuncia presentada ese mismo día por el director y los padres del colegio público García Quintana, por la decisión de la Junta de cerrar provisionalmente el centro mientras se estudia el origen de los cuatro casos de cáncer diagnosticados entre sus 450 alumnos, al considerar que la clausura es "ilegal".

El consejero sostuvo que la semana pasada ya comentaron a los padres, a través de la Asociación de Padres del Consejo Escolar, "lo que íbamos a hacer y que iba a imperar la salud y la seguridad de los niños escolarizados".

La Junta propiciará la realización de un nuevo estudio que analice las posibles causas que han originado los cuatro casos de cáncer, una vez que el informe que analizó la posible influencia de las antenas de telefonía ubicadas en un edificio próximo al centro se cerrara sin que se pudiera concluir una relación entre estas instalaciones y las afecciones cancerígenas.

Este nuevo estudio lo realizarán, según explicó Carriedo, un grupo de expertos independientes que nombrarán las sociedades científicas de Oncología, Hematología, Medicina Preventiva, Epidemiología y Pediatría, el Instituto de Salud Carlos III, el Instituto de Cáncer de Castilla y León y al que se ha invitado a participar a la asociación de padres del colegio.

El grupo de trabajo comenzará el estudio, que analizará todas las causas "hasta el límite que quieran, con carácter inmediato, con los criterios de seguridad y vigilancia de la salud de los niños, que es lo prioritario en este momento", recalcó el consejero. Sobre las razones que han llevado a la Junta a clausurar el colegio, el consejero se remitió a las explicaciones ofrecidas por el delegado territorial del Ejecutivo autonómico.