Islas

El representante de la comunidad palestina niega haber agredido a un policía local


EL DÍA, S/C de Tenerife
4/ene/02 19:28 PM
Edición impresa

El representante de la comunidad palestina en Canarias, Carlos Juma, rechazó ayer haber agredido con un palo a un agente de la Policía Local de Las Palmas en un manifestación celebrada el 27 de diciembre bajo el lema "Fuera Israel de Palestina".

En contra de lo argumentado por el agente, Juma, que compareció ante los medios de comunicación junto a los organizadores de la manifestación, los miembros de la Plataforma Canaria por la Paz, afirmó que al término de ésta, que fue autorizada por el Ayuntamiento y la Delegación del Gobierno, el policía local se le acercó y, tras pedirle su documentación, le acusó de "haberle agredido con un palo".

Un portavoz de la plataforma, Juan Rafael Lorenzo, explicó que la manifestación, en la que participaron unas 500 personas, discurrió con "absoluta normalidad y sin incidentes", y afirmó que Juma estuvo en todo momento en la cabecera de la misma, acompañado del vicepresidente del Cabildo grancanario, Carmelo Ramírez.

Por ello, rechazó lo que calificó como "una actitud de hostilidad y acoso a un dirigente de la comunidad palestina" en las Islas y aseguró que la respuesta de la plataforma consistirá en "redoblar la lucha a favor del pueblo palestino y exigir el cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas" en relación con el conflicto.

Derecho a denuncia

Juma relató que tras recibir las acusaciones del agente, cuya placa, dijo, responde al número 1.766, se puso en contacto al día siguiente con el alcalde de la ciudad, José Manuel Soria, quien le indicó que "tenía derecho a denunciar a la policía".

Con posterioridad comunicó los hechos al jefe de la Policía Local de Las Palmas, quien le informó de que la denuncia del agente contra él "estaba ya en los juzgados".

Juma descartó en todo momento que la actitud municipal esté relacionada con un supuesto rechazo a la causa del pueblo palestino, que él representa desde hace años en Canarias, y anunció que estudia emprender acciones legales para su defensa.