Tenerife Norte

La Mancomunidad del Valle tendrá nuevos estatutos a partir de febrero

Entre las competencias que asumirá en esta etapa figura la prestación de los servicios de atención a las drogodependencias, dado que es un problema común a los cuatro municipios de la comarca, según explicó su presidente, el alcalde de Puerto de la Cruz.

EL DÍA, Puerto de la Cruz
4/ene/02 18:22 PM
Edición impresa

La Mancomunidad del Valle de La Orotava se dotará de nuevos estatutos a partir del próximo mes de febrero si prosperan los acuerdos que adopten los cuatro Ayuntamientos de la comarca, según lo adelantó su presidente, Salvador García Llanos. Los plenos de las Corporaciones de Puerto de la Cruz, La Orotava, Los Realejos y Santa Úrsula deberán aprobar el nuevo régimen de funcionamiento de la institución nacida en los años sesenta y a la que se le deberá dar otros contenidos políticos y administrativos.

Los fines para los que fue creado este organismo supramunicipal han sido asumido por otras instituciones, tales como los sanitarios, contraincendios y eliminación de residuos sólidos. Unas competencias que ejercitan las administraciones regional e insular.

García Llanos apuntó la necesidad de dotar a la entidad que preside de un nuevo soporte jurídico de funcionamiento para acomodarse a los tiempos actuales y a la normativa local vigente. Indicó que "los estatutos anteriores pertenecen a otro régimen político. Una vez aprobados por los respectivos Ayuntamientos, la Mancomunidad funcionará como tal".

Nuevos cometidos

El titular de la Mancomunidad del Valle, Salvador García, aludió al conjunto de competencias que asumirá este organismo supramunicipal. Destacó entre sus competencias la atención y prevención de las drogodependencias, dado que es un problema común a los cuatro municipios y puede ser abordado de una manera mancomunada.

Prestaciones

"Ahora mismo hay pacientes - añadió - de otras localidades que utilizan nuestros servicios en Puerto de la Cruz, con la dispensación de metadona y otras prestaciones. Pienso que la Mancomunidad puede ser apta para economizar costes y gastos en servicios socioeducativos, o incluso, en la contratación de artistas, de tal manera que se pueda ofrecer una actuación de un mismo grupo o una misma compañía que salga más barata.