Santa Cruz de Tenerife

Los taxistas comenzarán a recibir este mes las mamparas de seguridad

Después de que 120 profesionales hayan esperado durante años, una demora causada fundamentalmente por cuestiones burocráticas, entre enero y febrero sólo unos 32 podrán hacerse con este sistema.

EL DÍA, S/C de Tenerife
4/ene/02 19:29 PM
Edición impresa

De los 120 taxistas de Santa Cruz que habían solicitado la instalación de una mampara de seguridad, pagada por el Gobierno Autónomo, sólo unos 32 podrán recibir este sistema este mismo mes, según informó ayer a EL DÍA el presidente de la Unión de Trabajadores Autónomos del Taxi (UTAT), Marcial Mesa.

El resto, unos 90, tendrán que esperar todavía a que se vuelva a hacer pública la convocatoria de ayudas que cada año concede el Ejecutivo.

Los retrasos, explicó Mesa, han estado causados por la propia complejidad de fabricación, así como por los trámites burocráticos.

Durante el pasado año, la Dirección General de Transporte había habilitado para las mamparas, cuyo coste sufraga íntegramente, sólo 48.081 euros (unos 8 millones de pesetas), cantidad con la que se podían comprar 82 de estos instrumentos en todo el Archipiélago.

GPS contra seguridad

De ellos, el 39% correspondían a la Capital, uno de los lugares de las Islas" desde el que más peticiones se han hecho".

La intención del colectivo es que el Gobierno aumente los fondos que destina a su seguridad. Una posibilidad sería la de dedicar a ella la partida que se destinaba a la adquisición de sistemas GPS de navegación para los taxis, que "recibe muchas menos peticiones", y cuyo monto es igual al destinado a las mamparas.

Sin que hasta el momento haya decisión en firme, la UTAT ha iniciado ya conversaciones "extraoficiales", en palabras de su presidente, con Transportes para sondear su receptibilidad, y están a la espera de celebrar alguna reunión en firme.

Panel y calculadora

Algo más rápida ha sido para los taxistas de la Capital la adaptación a la nueva moneda europea.

A partir del próximo lunes los taxímetros de más del 90% de estos profesionales permitirán recoger ya al coste de la carrera en euros, según explicó ayer a este periódico el vicepresidente de esta asociación de taxistas, la mayoritaria del sector, José Antonio Noda.

Noda aseguró que casi todos los vehículos de este servicio público que en la actualidad circulan por Santa Cruz poseen equipos de taxímetros modernos, lo que no ha hecho necesario ningún tipo de cambio.

Sólo los más antiguos precisarán uno nuevo, cuyo precio puede alcanzar las 70 mil pesetas, una necesidad que, según dijo, también cuenta con ayudas por parte de la Dirección General de Transportes.

La adaptación de los sistemas más modernos, sin embargo, sale a los profesionales algo más barata, entre 2 mil y 4 mil pesetas, según los casos.

De momento, y hasta después de la fiesta de los Reyes Magos, los prestadores de este servicio se tendrán que conformar con la utilización de la recurrente calculadora y de un pequeño panel que ha sido repartido entre ellos, que permite hacer cálculos de casi todas las carreras posibles.