Tenerife Sur
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Miguel Concepción: Esperaba más del equipo en el derbi leer

El pueblo de Playa San Juan, alarmado por el crecimiento de la delincuencia

Los vecinos están muy preocupados por los tirones y los robos en apartamentos o vehículos. Ayer apareció un coche totalmente calcinado, que previamente fue robado en la propia población. Algunos hablan de miedo y relacionan la situación con los inmigrantes.

EL DÍA, Guía de Isora
4/ene/02 19:02 PM
Edición impresa

El pueblo de Playa San Juan, en Guía de Isora, padece desde hace varios meses un alarmante aumento de la delincuencia. Algunas fuentes señalan que los vecinos sienten miedo y, por ello, han empezado a tomar medidas para evitar sufrir actos vandálicos. Según pudo saber EL DÍA, ayer por la mañana apareció un vehículo quemado, que previamente había sido robado y que tenía signos de haber sufrido un accidente que afectó a la parte frontal. Es el penúltimo incidente en una zona que ha experimentado un fuerte crecimiento poblacional en los últimos años, pero que, sin embargo, no cuenta con mayores medios para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

El vehículo apareció totalmente destruido en una zona cercana al paseo litoral de Playa Chica. Los vecinos aseguran que sólo escucharon una fuerte explosión, pero que no vieron a los autores del acto.

Habitantes de este núcleo costero señalan que los hechos más frecuentes son tirones a los peatones, así como robos en apartamentos y en vehículos.

Con frecuencia, los afectados por estas situaciones se sienten desamparados, ya que tienen la impresión de que los delincuentes actúan con total impunidad.

Señalan que los efectivos policiales no son suficientes para poder controlar la zona, aunque reconocen que, "para lo que tienen, lo hacen bien".

Aunque matizan que todos los inmigrantes no son iguales, varias fuentes indican que en Playa San Juan se concentra un número importante de inmigrantes, muchos de ellos ilegales.

Explican que dicha situación facilita que estas personas no tengan empleo y "hagan lo que sea para poder comer". No obstante, los vecinos no descartan que, entre los delincuentes, se encuentren personas nacidas en esta zona de Guía.

Otras fuentes han manifestado que la actual situación se ve favorecida por el alquiler de viviendas donde los inmigrantes viven masificados, lo que agrava el problema.

Miedo

Los hechos han llevado a varios vecinos a colocar rejas en sus ventanas o aumentar las medidas de seguridad en sus puertas. Reconocen que, "aunque aún no ha habido violencia física, lo que sí hay es mucho miedo".