Dinero y Trabajo

El 94% de los españoles ya tienen billetes y monedas de euro

El dato lo hizo público ayer la Sociedad Estatal de Transición, que destacó que, con todo, entre el 1 y el 4 de enero, el 61% de los pagos en metálico en el país se han efectuado en pesetas.

EL DÍA/AGENCIAS, S/C de Tenerife
5/ene/02 19:30 PM
Edición impresa

El 68% de las devoluciones de transacciones comerciales se hicieron ayer en euros, con independencia de la moneda en que se hubiera efectuado el pago.

Los comerciantes justifican las devoluciones en pesetas por la falta de suministro de euros en las entidades financieras y por el elevado número de consumidores que pagan en pesetas. En cuanto a los canales más utilizados para obtener la nueva moneda, la Sociedad Española de Transición al Euro (SETE) destaca la rápida adaptación de los cajeros automáticos, ya que en la jornada de ayer se estima que el 95% ya dispensaba billetes de la divisa europea.

No aumenta el uso de tarjetas

Los ciudadanos españoles están demostrando, según la SETE, "enorme entusiasmo" ante la llegada del euro, lo que ha provocado esperas "en mayor proporción de lo normal", en especial en las entidades financieras y en el Banco de España.

La puesta en circulación del euro no ha producido un incremento en la utilización de las tarjetas de crédito, asegura la SETE, y más de la mitad de los ciudadanos que han utilizado el euro en sus pagos en efectivo afirma que el cálculo de la conversión de pesetas a euros no les está suponiendo grandes dificultades.

Pocos redondeos al alza

El 87% de los comercios muestra los precios de sus productos en euros y pesetas, lo que facilita, a juicio de la SETE, comparar más fácilmente y familiarizarse con el euro y, además, sólo en el 3% de los casos se han detectado errores en la conversión.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Pedro Solbes, y el nuevo presidente del Eurogrupo, el ministro español de Economía, Rodrigo Rato, renovaron el jueves junto al presidente del BCE, Win Duisenberg, su confianza en que la transición a la nueva moneda no acarreará un proceso inflacionista a través del redondeo al alza.

No obstante, es un hecho que ayer las principales organizaciones de consumidores y usuarios, entre ellas la UCE y la Asociación de Usuarios de Bancos y Cajas, trasladaron al Ministerio de Economía sus quejas sobre el redondeo al alza de los precios y los problemas en el suministro de euros por parte de las entidades financieras.

La SETE augura que en los próximos días se incrementará la proporción de pagos en euros, al tiempo que disminuirán las esperas y los problemas de suministro en entidades financieras y establecimientos comerciales.

El proceso de cambio a la nueva moneda no ha terminado, destaca la SETE, pues todavía debe intensificarse en las zonas rurales, mientras que la retirada de las pesetas acaba de comenzar.

Por lo que a los Doce respecta, el empleo del euro como moneda de pago en metálico alcanzó de media el 40% del total de las transacciones el 3 de enero, la segunda jornada de operaciones comerciales normales después de las fiestas de fin de año, según la Comisión Europea.

Precisamente ayer, la Oficina de Estadísticas Europea, Eurostat, confirmó la progresiva ralentización de los precios en los Doce. Los datos definitivos sobre la evolución del IPC en la eurozona se darán a conocer el próximo 22 de enero, una vez difundidos los indicadores nacionales. Pero Eurostat avanzó ayer que la inflación anual de la eurozona se situó en diciembre en el 2%, el "techo" de referencia que tiene fijado el Banco Central Europeo en su tarea de vigilancia de la evolución de los precios. Esta primera estimación confirma la progresiva ralentización de los precios en los Doce.