Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Celaá sobre el Consejo de Ministros en Barcelona: "No tenemos nervios" leer

Detenida la empleada de una juguetería de La Laguna que se apropió de 30 mil euros

Al parecer, la joven cogía diariamente cierta cantidad de dinero que reponía con vales de devoluciones. La empresa, sorprendida por el alto número de cambios, llevó a cabo una inspección que reveló la desaparición del efectivo. La cifra podría llegar a los 60 mil euros.

EL DÍA, S/C de Tenerife
5/ene/02 9:32 AM
Edición impresa

Una empleada de una conocida tienda de juguetes de La Laguna ha sido detenida por efectivos del Cuerpo Nacional de Policía adscritos a la Comisaría de Aguere, acusada de una supuesta estafa por valor de treinta mil euros (cinco millones), aunque las investigaciones, que aún no han concluido, apuntan a que el monto podría elevarse hasta los 60 mil euros, según pudo saber EL DÍA en fuentes próximas al caso.

La precitada, identificada como S.R., de 24 años, al parecer venía cometiendo la citada estafa desde hacía un año. Para ello se aprovechaba de su puesto como cajera para tomar una cantidad determinada de dinero que, supuestamente, reponía con vales de productos devueltos.

Ante la enorme cantidad de devoluciones, la propia empresa llevó a cabo una auditoría y ante la evidencia de la estafa interpuso la correspondiente denuncia ante la Comisaría de Policía.

Tras ser citada en Comisaría la supuesta defraudadora se derrumbó y acabó confesando los hechos. La detenida, actualmente en libertad, pasó, en unión de las diligencias practicadas, a disposición del juzgado de guardia de La Laguna.

Arrestados dos hermanos

Por otra parte, dos hermanos identificados como D.M.J. y D.M.M., con más de medio centenar de antecedentes a sus espaldas por delitos contra la propiedad, fueron detenidos días pasados por miembros del Cuerpo Nacional de Policía tras supuestamente robar en una autoescuela y en una academia de enseñanza de Taco.

Fue a raíz de este último robo cuando fueron detenidos, ya que ambos hermanos abandonaban la citada academia con una calculadora bajo el brazo. Como quiera que la citada máquina tenía unas características que la hacían no pasar inadvertida, la propietaria de la academia se dio cuenta de que se trataba de la suya y tras acercarse a ambos le preguntó dónde podía adquirir una igual. Los dos delincuentes no supieron dar una explicación convincente y entonces la mujer les dijo que se trataba de la suya, ya que le faltaba una pila. Tras arrebatársela de las manos, la abrió y se pudo observar que efectivamente carecía de la pila, por lo que pidió auxilio a los viandantes, que solicitaron la presencia policial, una de cuyas dotaciones apresó a ambos hermanos.

Se da la circunstancia de que uno de ellos gozaba de permiso de fin semana, ya que cumple condena por hechos similares.

Los detenidos, residentes en Añaza, junto con las diligencias practicadas, pasaron a disposición del juzgado de guardia de La Laguna.