Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Unicaja y Liberbank confirman que estudian su fusión leer

Felipe González y varios ex ministros no declaran al Congreso sus pensiones

Sólo Javier Arenas consignó la indemnización percibida al abandonar el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Muchos diputados del Partido Popular participan en sociedades, mientras que los socialistas se dedican en exclusiva a la política.

COLPISA, Madrid
6/ene/02 19:32 PM
Edición impresa

La declaración de actividades de Felipe González al Congreso de los Diputados no refleja su condición de ex presidente del Gobierno ni la pensión indemnizatoria vitalicia que percibe en condición del cargo que ostentó. Tampoco los ex ministros que son diputados declaran en este registro las indemnizaciones que cobran durante dos años después de haber dejado el Ministerio, a excepción de Javier Arenas, que consignó, en marzo de 2000, su pensión como ex titular de Trabajo y Asuntos Sociales.

Pese a éstos y algunos otros despistes, los parlamentarios informan de manera puntual y escrupulosa al Congreso de sus actividades, así como de los cambios que se producen en su situación a lo largo de la legislatura.

Los parlamentarios están obligados a hacer declaración de sus actividades y bienes en sendos registros que se constituyen en el Congreso al principio de la legislatura. Mientras este último es de carácter reservado, el primero es público y debe reflejar todas las actividades que puedan constituir causa de incompatibilidad.

El ex presidente del Gobierno Felipe González no hace constar sus respectivas pensiones dado que todas ellas son compatibles con cualquier otra actividad.

Sin embargo, la LOREG también establece que los diputados están obligados a declarar "cualesquiera otras actividades que les proporcionen o puedan proporcionar ingresos económicos" e incluso las que con arreglo a la ley "puedan ser de ejercicio compatible". Así lo consideró el ex ministro del PP Javier Arenas, que declaró su pensión cuando tomó posesión del escaño en marzo de 2000. También el ex presidente del Senado y diputado popular Juan Ignacio Barrero da cuenta de su remuneración en virtud del cargo que ocupó.

Sin embargo, fuentes del Ministerio de Administraciones Públicas aseguran que los ingresos que perciben los ex ministros no corresponden a pensiones de derechos pasivos o de la Seguridad Social - tal y como consideró Arenas - , sino que se trata del pago aplazado de una indemnización que cobran durante dos años desde que dejan el cargo. Ésta es la interpretación que hicieron los parlamentarios del PP que en su día fueron titulares de las carteras de Justicia y Sanidad, Margarita Mariscal y José Manuel Romay Beccaría, al no comunicar al Congreso estos ingresos.