Canarias
ADÁN MARTÍN MENIS VICEPRESIDENTE Y CONSEJERO DE ECONOMÍA Y HACIENDA DEL GOBIERNO DE CANARIAS

"Las Islas deben pasar de la crispación al diálogo"

El vicepresidente del Gobierno Canario considera que "la sociedad canaria necesita más tranquilidad, más diálogo y más análisis", pues ahora no existen razones para justificar "el proceso de crispación continua que se podía entender en otros momentos".

JORGE ESPINEL, S/C de Tenerife
6/ene/02 16:25 PM
Edición impresa

Satisfecho, según dice, por haber cumplido todos sus deberes en el año 2001, donde se han dado "pasos de gigante" en cuestiones tan importantes como la financiación autonómica y resuelto, "a falta de algunos flecos", los expedientes que las Islas tenían abiertos en Bruselas, el vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias, Adán Martín, afronta su tercer ejercicio en el Gabinete que preside Román Rodríguez con optimismo, pero advirtiendo de que "la sociedad canaria no puede seguir con el actual proceso de crispación".

- ¿Qué espera Adán Martín del año 2002?

- Teniendo en cuenta que es un ejercicio donde vamos a partir con la confianza de una financiación autonómica ya resuelta y, por tanto, de una situación relativamente cómoda desde el punto de vista de los ingresos presupuestarios y sin el interrogante que teníamos en 2001, que era muy importante, espero que sea el año en el que se consolide la política desarrollada por el Gobierno en los últimos ejercicios, donde la planificación es la base de actuación del Ejecutivo. También deseo que se resuelva, de forma definitiva, un modelo presupuestario cuyo fundamento está en el equilibrio y la planificación, lo que permitirá un cambio importante en el desarrollo del Archipiélago y que todos los isleños reciban los mismo servicios.

- ¿A la hora de formular sus deseos supongo que habrá tenido en cuenta que CC designará a finales de 2002 a su candidato a la Presidencia del Gobierno de Canarias?

- No tengo ninguna preocupación por esos temas.

- ¿Y aspiraciones?

- A finales de año, cuando llegue el momento determinado, Coalición Canaria tendrá que definir cuáles son, de forma genérica, sus candidaturas y lo que decida estará bien resuelto.

- ¿Pero entra o no entre sus deseos?

- Estaré donde la formación política a la que pertenezco juzgue que puedo jugar el mejor papel. Lo que sí he dicho es que estoy dispuesto a estar en el lugar en que CC considere oportuno. Nunca he defendido un puesto y no lo voy a hacer ahora.

- Los Presupuestos de la Comunidad Autónoma Canaria para 2002 aprobados por el Parlamento hace quince días están fundamentados en unos parámetros macroeconómicos que previsiblemente no se cumplan. ¿El Gobierno va a modificar sus previsiones?

- No, espero que podamos cumplir nuestros objetivos, al igual que en 2001, que vamos a cerrar un buen ejercicio. Para 2002, los parámetros que nos impusimos de crecimiento económico y de financiación son alcanzables y podemos conseguirlos. Hicimos un presupuesto realista y confío en poderlo cumplir con la holgura suficiente para, incluso, tener capacidad de reacción si hubiera que responder a alguna situación específica que no estuviera prevista.

- ¿También confían en mantener la inflación dentro de la tasa establecida?

- Nosotros pensamos que sí. De he-cho, este año los precios han subido menos que en el resto del Estado, a pesar de que los archipiélagos tienen una tendencia más inflacionista. Hemos cumplido todos los objetivos: crecimiento económico, inflación

y los que nos habíamos planteado de cara a Europa.

- La entrada en vigor del Arbitrio a la Importación y Entrega de Mercancías (AIEM) ha venido acompañada de las críticas de algunos sectores económicos, reproches que se han agudizado en los últimos días.

- Sobre este asunto está saliendo información errónea, totalmente errónea. Por ejemplo, se está hablando de incrementos como si fueran generalizados en todos los artículos y la verdad es que sólo afecta a algunos en la parte de importación, porque en todo lo que es la producción canaria, que es la que suministra el mercado, el incremento va a ser cero.

Comerciantes especuladores

- Sin embargo, los precios ...

- Hay artículos donde la producción interior cubre en estos momentos el ochenta u ochenta y cinco por ciento del mercado, importándose sólo el diez o el quince por ciento. Por tanto, se está suministrando en cantidad y con calidad desde de Canarias. Después hay informaciones, como he podido oír y leer esta semana, diciendo que los precios han subido por el AIEM. Pues si es así, se trata de un empresario especulador, totalmente especulador, porque él no ha pagado por la mercancía que está vendiendo ningún impuesto nuevo, ya que la importó en 2001. Lo que hay que hacer es huir de ese comercio o de esa empresa importadora, porque está abusando de la situación. Eso me parece impresentable. Incluso que se diga.

- ¿El hecho de que se aplique sólo a los productos de importación y que éstos suban sus precios no puede arrastrar también a que se incrementen los de producción propia?

- Podría haber una tendencia, pero en un mercado donde hay seis o siete empresas industriales con producción interior compitiendo, aunque haya un diez o un quince de importación, el precio lo fijan los primeros, no estos últimos. Ese diez o quince por ciento obedece en momentos determinados a dumping, a sobrantes que hay en una fábrica, que quieren lanzarlos y los mandan al mercado canario a bajo precio. Eso es lo que estamos impidiendo normalmente, que haya un efecto de mercado residual donde se manda todo lo que sobra. No tiene ningún sentido pensar en un incremento de los precios por ese camino.

- ¿Las quejas son infundadas?

- La gente se olvida de que el AIEM sustituye a la suma de dos existentes hasta ahora, el Arbitrio sobre la Producción e Importación de Mercancías (APIM) y la Tarifa Especial, que, en cualquier caso, era mayor que lo que tenemos ahora, excepto en el tabaco. También hay otro concepto que se está manejando de forma equivocada, pues al ver que hay determinados productos que están gravados a la importación y a la entrega interior, se puede pensar que hay una carga doble. Sin embargo, eso se ha compensando automáticamente en el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC), pues lo que ha subido por un lado se ha bajado por otro.

- Ya que habla usted del IGIC, la modificación de algunos tipos, por ejemplo en los vehículos, no ha sentado muy bien entre los empresarios.

- Ahí está el tema de las furgonetas y nada más, porque en el caso de los licores el resultado final es que no se acumula IGIC y AIEM y, además, la producción interior queda exenta. En estos productos ha habido un incremento, pero no por parte del Ejecutivo Canario, sino del Gobierno Central, y afecta a toda España.

- ¿Y en los vehículos?

- Había una gama que por un error cometido el año pasado tenía una consideración diferente y estaban pagando fiscalmente menos y distorsionando el mercado. Ahora, todos los vehículos de menos de once caballos pagan el nueve por ciento y los de más de once, el trece. En el caso de los industriales, el objetivo es que no paguen nada o que si lo hacen se les devuelva cuando facturen el IGIC.

- ¿La entrada en vigor del AIEM y las modificaciones del IGIC van a suponer un incremento de la presión fiscal?

- No ha habido modificaciones del IGIC, pues prácticamente todas, excepto el caso de los monovolúmenes, han sido a la baja para compensar las subidas provocadas por el AIEM en aquellos que deben ser neutros. En cuanto a este último, en su momento dije que, como máximo, podría ser un 0,25 por ciento, pero al final no va a tener prácticamente ninguna repercusión sobre los precios. Además, hay que tener en cuenta que hay otras cosas donde hemos bajado la imposición y se tiene que notar. El problema es que aquí nadie señala nada si un impuesto desciende, incluso siendo en mayor cantidad que cuando sube. La sociedad canaria está en algunos casos desinformada y excesivamente preocupada por una presión fiscal que tiene la sensación de que es alta y, sin embargo, es la más baja de Europa. La realidad es que recibe los mismos servicios que la media europea con unas tasas impositivas mucho más bajas.

Impuesto sobre la gasolina

- Aún existen dudas de si el Gobierno de Canarias va a utilizar su capacidad de incrementar el impuesto sobre los hidrocarburos para financiar la Sanidad.

- En principio no está previsto hacerlo. Lo único que sí hay ya es un incremento de cuatro pesetas en toda España que, sin embargo, no se ha producido en Canarias. El objetivo es no subirlo; en cualquier caso, la tendencia del resto de las comunidades autónomas nos podría hacer replantear esta posición para 2003.

- ¿El hecho de que el Gobierno Central haya utilizado este mecanismo significa que el acuerdo sobre financiación autonómica y sanitaria suscrito con el Estado no era tan bueno como en un primer momento se dijo?

- No. El acuerdo era bueno y, para Canarias, magnífico, el mejor que nosotros podíamos pensar nunca. A medida que pase el tiempo se verá lo que ha significado para Canarias, porque ha consolidado un diferencial fiscal que era impensable que pudiéramos alcanzar, ya que somos los que menos pagamos y los que tenemos mayor financiación per cápita.

- ¿El Ejecutivo Canario está dispuesto a abrir de nuevo el debate sobre las directrices de turismo una vez oídas las críticas vertidas por algunos sectores?

- La obligación del departamento del que yo soy responsable era poner en marcha un proceso de desarrollo sostenible y eso hicimos. En este momento, ese procedimiento lo están llevando Turismo y Política Territorial. Estas dos consejerías, no el Gobierno, sacaron directamente un avance de directrices a exposición pública y ahora están recogiéndose las alegaciones efectuadas por diferentes administraciones y colectivos. Una vez que se culmine esta fase, lo llevarán al Gobierno y ahí lo veremos. Mientras tanto, no hay ninguna posición del Ejecutivo.

- El presidente del Parlamento de Canarias ha augurado que este año va a aumentar la tensión de los debates en la Cámara. ¿Eso puede poner en peligro los proyectos del Gobierno?

- Canarias necesita una transición de la crispación al diálogo. Eso es fundamental. No podemos seguir con el proceso de crispación continua que tiene la sociedad canaria. Necesita más tranquilidad, más diálogo y más análisis. Esta situación se podría entender en momentos donde había grandes diferencias entre unas Islas y otras, entre las más chicas y las más grandes o entre las grandes entre sí, pero no en un proceso como el que estamos llevando ahora, con unos presupuestos muy claros y equilibrados que muestran, con datos que se pueden contrastar, la tendencia a nivelar servicios.

"Somos muy endogámicos"

- ¿Entonces, a qué se debe?

- En los archipiélagos y las islas, los hombres insulares somos muy endogámicos, porque vivimos en un hábitat muy cerrado y tendemos a crispar excesivamente la situación y a incrementar demasiado los problemas. Muchas veces no miramos a los demás, sus problemas, y no nos comparamos con el resto. Si en este momento nos equiparáramos con otras comunidades autónomas españolas, Andalucía y Extremadura, por ejemplo, veríamos que tienen muchas más dificultades y, sin embargo, están siendo solidarias con nosotros.

- ¿Eso quiere decir que Canarias es una Comunidad Autónoma insolidaria?

- No, eso pasa en todos los sistemas aislados y cuanto más alejados, más. Por eso, cuando te pones a analizar las regiones ultraperiféricas ves la enorme coincidencia que tenemos, porque sufrimos los mismos problemas. Sin embargo, hay que pensar que Canarias un día tiene que ser solidaria con los de fuera, con nuestro entorno geográfico, porque somos el territorio de más renta y de mayor conocimiento y desarrollo.

- ¿La sede de la empresa resultante de la fusión del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) y el Instituto Canario de Investigación y Desarrollo (ICID) estará en Tenerife o en Las Palmas?

- En principio y en este momento del proceso de fusión, la sede está en Las Palmas, pero ha de responder a la Ley de Sedes, ya que todas las empresas públicas tienen que irse situando de acuerdo con esta norma. Ése es un acuerdo que el Gobierno tiene que adoptar y como ahora hay que llevar también la fusión de Proexca y Sofesa, pues el Ejecutivo tomará las decisiones que sean oportunas para mantener el equilibrio y el compromiso político que tenemos. Los ciudadanos pueden tener la confianza de que el Gobierno es ecuánime y responde a los intereses de todas las Islas para obtener la misma calidad de servicios en todas ellas.

- Por último, ¿no teme que la moratoria comercial llegue tarde?

- No, porque no se están tomando determinaciones importantes que vayan a cambiar el futuro.

ADÁN MARTÍN MENIS VICEPRESIDENTE Y CONSEJERO DE ECONOMÍA Y HACIENDA DEL GOBIERNO DE CANARIAS