Internacional

El mulá Omar logra escapar de la provincia de Helmand, según la inteligencia afgana

Desde el martes se están llevando a cabo negociaciones entre los comandantes protalibanes y los jefes tribales del Sur de Afganistán, en Lashkarga, capital de la provincia de Helmand, tanto sobre la recogida de armas como sobre la suerte del lugarteniente de Bin Laden.

COLPISA, Kabul
6/ene/02 19:32 PM
Edición impresa

El que fuera máximo líder del régimen talibán, el mulá Mohamad Omar, que había sido localizado en la provincia de Helmand (sur), logró escapar para dirigirse a un lugar desconocido, indicó ayer un responsable de los servicios de inteligencia afganos, Nasratulá Nasrat.

"El equipo que enviamos para negociar con los comandantes protalibanes informa de que el mulá Omar ha escapado de Baghran y de la provincia de Helmand", señaló esta fuente.

Desde el pasado martes se están llevando a cabo negociaciones entre los comandantes protalibanes y los jefes tribales del Sur de Afganistán, en la ciudad de Lashkarga, capital de la provincia de Helmand, tanto sobre la recogida de armas como sobre la suerte del mulá Omar.

Esta Shura (asamblea de dirigentes locales) tiene como objeto evitar un "baño de sangre", mientras las fuerzas locales rastrean exhaustivamente la región en busca de combatientes talibanes y sus asociados de la red Al Qaeda, de Osama bin Laden, el presunto autor intelectual de los atentados del pasado 11 de septiembre.

Seguir la pista

"Nuestras negociaciones continúan. La mayor parte de los combatientes talibanes bloqueados en Baghran han entregado las armas y se han rendido, pero Omar dejó Baghran y la provincia de Helmand para dirigirse a un lugar desconocido", añadió Nasrat.

Según él, seguirán la pista del jefe de los talibanes hasta que sea capturado. "El mulá Omar no puede huir al extranjero. Acabaremos atrapándolo", aseguró, sugiriendo que el líder fundamentalista pudo escapar mientras se celebraban las conversaciones en Lashkarga.

Según Nasrat, no es cierto que el comandante protalibán Abdul Ahad, alias Rayes Baghran ("jefe de Baghran"), se haya rendido.

El pasado jueves, Abdul Ahad declaró, en el marco de la Shura, que estaba dispuesto a capitular y entregar a sus mil quinientos hombres y al mulá Omar, a cambio del cese de los bombardeos estadounidenses, según informó Nasrat.

Sin embargo, ayer un alto responsable del Ministerio de Defensa declaró que Omar nunca estuvo completamente rodeado en ningún pueblo del distrito de Baghran. "El mulá Omar nunca estuvo rodeado. Nunca fue capturado. Nadie sabe dónde está", señaló esta fuente, que quiso mantener el anonimato.