Islas

Una enorme tromba de agua devuelve el estado de emergencia a toda la Isla

Gran Canaria temió ayer que se repitieran los destrozos causados por la lluvia hace algunas semanas. El agua caída impidió la circulación en varios tramos de carretera y provocó algunos accidentes de circulación.

EFE, Las Palmas
6/ene/02 19:32 PM
Edición impresa

Una tromba de agua caída a primera hora de la mañana de ayer en el Este de la isla de Gran Canaria, que se encuentra en situación de alerta como el resto del Archipiélago, causó varios accidentes y grandes encharcamientos que impidieron la circulación en diversos puntos, según informaron fuentes policiales.

Durante la noche llovió prácticamente en toda la Isla, sobretodo en el este, donde se produjeron varios deslizamientos y accidentes, ninguno grave, en los que se vieron implicados ocho vehículos, tres de ellos en apenas quince minutos, agregaron.

En torno a las 09.00 horas la lluvia produjo el vuelco de un coche en la capital grancanaria sin que su ocupante resultara lesionado.

A la misma hora, dos coches se quedaron empantanados en el agua de un charco, de unos 50 centímetros de profundidad, que se produjo en el cruce de Las Remudas, lo que impidió el tránsito en la zona durante algún tiempo.

Cuarenta minutos después, otros dos vehículos se vieron implicados en un accidente en el kilómetro 12 de la vía GC-1, a la altura de IKEA, a los que hubo que sumar otro coche que a los diez minutos se salió de la carretera y chocó con una de las cajas registradoras que controlan el riego de la zona, explicaron las fuentes.

Deslizamiento

A las 10.00 horas el deslizamiento ocasionado por una frenada produjo que dos vehículos se vieran implicados en otro accidente en el kilómetro 16 de la autopista que une Las Palmas de Gran Canaria con el sur de la Isla.

Las fuentes agregaron que otra laguna formada en el acceso al municipio de Telde a la autopista impidió el paso de los coches durante algunos minutos.

Pasadas las primeras horas de la mañana dejó de llover prácticamente en toda la isla grancanaria, aunque los servicios de emergencia siguieron en estado de alerta porque la predicción meteorológica prevé un empeoramiento del tiempo.

El alcalde de San Bartolomé de Tirajana, Marco Aurelio Pérez, declaró que el sur grancanario está situación de emergencia, máxime después del último temporal recibido en la Isla, que causó grandes destrozos en diversos puntos de la zona turística.

:INFORMACIÓN EN PÁG. 47