La Laguna

La Corporación mejorará la recogida de aguas pluviales en Los Andenes y San Luis Gonzaga

La Comisión de Gobierno municipal dio ayer visto bueno a una inversión de 613.816 euros para el proyecto con el que se pretenden evitar los problemas que causan las intensas lluvias en la zona lagunera de Taco. Las obras consistirán en la colocación de nuevas tuberías y la reubicación de imbornales para aumentar su capacidad.

EL DÍA, La Laguna
8/ene/02 14:06 PM
Edición impresa

El Ayuntamiento de La Laguna pretende reforzar la red de recogida de aguas pluviales de las áreas de Los Andenes y San Luis Gonzaga, de tal manera que la comisión, reunida en la mañana de ayer en una sesión ordinaria, ha aprobado el inicio del procedimiento de adjudicación de las obras con un presupuesto de 613.816,98 euros (102.151.135 pesetas).

Este proyecto tiene como objetivo prioritario que se paliar suficientemente la necesidad de estos dos barrios de contar con un sistema de recogida del agua de lluvia, ya que si el agua cae en abundancia, existen puntos que quedan desbordados.

Con la aparición de los aguaceros aparecen, hoy en día, numerosos problemas para los vecinos y transeúntes, incluyendo el salto de algunas tapas de alcantarilla que no soportan caudales demasiado.

Las actuaciones a las que ha dado luz verde la Comisión de Gobierno municipal, incluidas en el Plan de Inversiones 2000 - 2003, consistirán fundamentalmente en la apertura de pozos y zanjas en las vías objeto de la reforma y la limpieza del cauce en la plaza de África Alonso Valencia, además de la posterior colocación de nuevas tuberías de PVC con más capacidad.

Los técnicos hacen constar en el proyecto la necesidad de realizar un estudio sobre la ubicación de los imbornales, ya que en la actualidad algunos de ellos no ocupan el lugar adecuado, por lo que se pierde parte de su eficacia.

Así, se estudiarán las pendientes de las vías y los cauces naturales del agua para colocar allí donde haga falta los nuevos imbornales.

Repercusiones Manuel Caballero, concejal de Vías y Obras, ha puesto especial interés en la resolución técnica de las repercusiones que padecen ambos núcleos del barrio tacuense, que se reproducen cada año (inundaciones puntuales en casas, así como en zonas bajas y llanas; desbordamiento de las alcantarillas, etc.). Ciertos sectores no tienen capacidad para evacuar las aguas de lluvia y con el estudio encargado en su día a un equipo de especialistas se pretende corregir y subsanar definitivamente esta situación anómala.

El planteamiento inicial que solucione la evacuación puede contemplar inicialmente los colectores transversales principales. Se trata de una obra "poco vistosa", pero esencial para la calidad de vida y la seguridad de los vecinos de Taco.