Dinero y Trabajo

La actual zafra se perfila como "una de las peores de los últimos ocho años"

Cuando apenas han transcurrido dos meses desde el inicio de la campaña de recogida del tomate, el portavoz de las patronales isleñas Aceto y Fedex, Roberto Góiriz, informó ayer, a preguntas de EL DÍA , que se prevé un retroceso del 11% en la producción respecto al año pasado, que arrojó malos resultados, lo que todavía ensombrece más la previsión para este ejercicio.

EL DÍA, S/C de Tenerife
8/ene/02 19:35 PM
Edición impresa

La competencia de Marruecos y la presencia del virus de la cuchara en las plantaciones de tomate, que se ha extendido con virulencia en los últimos meses en Gran Canaria, al igual que ocurriera en la campaña del año pasado en Tenerife, está convirtiendo la actual zafra en "una de las peores de los últimos ocho años", según adelantó a EL DÍA Roberto Góiriz, portavoz de las patronales de las dos provincias, Fedex y Aceto.

Explicó que el balance de los dos primeros meses del año es "muy negativo" y se prevé que se arrastre un déficit de 30 millones de kilos en la actual zafra, que termina en mayo, con una previsión global de 245,24 millones de kilos de tomate.

Regulación de empleo

Ello, apuntó, supondría una reducción de alrededor del 11% de los resultados del pasado año, dato que, señaló, todavía resulta más significativo teniendo en cuenta que la zafra del año pasado fue "mala" y se llegó a los 275 millones de kilos frente a los 306 millones de la del año 1999-2000.

Agregó que hasta el pasado 31 de diciembre, Tenerife había exportado 39,98 millones de kilos con un aumento de 8,7 millones respecto a la zafra del año pasado, mientras que en Gran Canaria se han contabilizado 61,94 millones de kilos.

Al respecto, señaló que entre el mes de diciembre y la primera semana de enero, Gran Canaria redujo sus envíos a Europa en 700 mil bultos por dicho motivo, equivalente a 4,2 millones de kilos de tomates.

Aseguró que ya se están detectando expedientes de regulación de empleo en alguna empresa de Gran Canaria.

Góiriz recordó que esto es similar a lo que ocurrió en Tenerife durante el pasado año y que ha obligado a muchos agricultores a utilizar semillas tolerantes, que permiten reducir la incidencia del virus. No obstante, insistió en que esto no redunda en su eliminación, teniendo en cuenta que son semillas que están en experimentación.