Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Unas cuarenta personas son evacuadas al entrar olas en dos edificios en Garachico leer

El 50% de los indigentes que habitan en Santa Cruz proceden de otros municipios

El Ayuntamiento ha realizado un censo de estas personas, cuyos resultados serán entregados a la Subdelegación del Gobierno. En algunos casos, se podría llegar a la incapacitación.

EL DÍA, S/C de Tenerife
9/ene/02 19:38 PM
Edición impresa

El trabajo, realizado por la Corporación, arroja un resultado exiguo: apenas 26 personas viven en las calles de la Capital. Sin embargo, el estudio significa que el Ayuntamiento se ha tomado el tema en serio y está dispuesto a buscar soluciones a este problema.

Fuentes municipales aseguraron ayer a EL DÍA que el principal obstáculo a la hora de resolver estas situaciones estriba en la propia negativa de algunas de las personas implicadas a recibir ayuda de los organismos pertinentes, una postura contra la que no puede hacerse nada excepto, en los casos de trastornos psiquiátricos, la incapacitación e internamiento en un centro en el que recibir la atención adecuada.

Sin embargo, esta posibilidad, que debe de ser decidida por un juez, escapa a las competencias de la administración local.

"Alguno de ellos - explicaron - tienen casa y familia, pero se niegan a volver a sus hogares, algo contra lo que no podemos hacer nada, puesto que no realizan ninguna actividad ilegal".

Estas fuentes aseguraron que desde la Subdelegación del Gobierno se les ha solicitado el documento, para que tome cartas en el asunto y, en los casos en que sea posible, inicie a través de la Fiscalía los procesos de incapacitación que sean necesarios.

Aún no se ha recibido

Por su parte, desde la representación del Estado en la provincia de Santa Cruz de Tenerife se aseguró ayer a este periódico que aún no se ha recibido el censo, por lo que no se ha podido hacer nada.

Las fuentes consultadas explicaron que la colaboración de la Subdelegación se limitaría a coordinar y elevar escritos a otros organismos que pudieran intervenir en poner punto y final a las situaciones de marginalidad de la Capital que, según dijeron, "podrían incidir en la seguridad ciudadana".