Tenerife Norte

La defensa del Norte


10/ene/02 18:22 PM
Edición impresa

LOS PROBLEMAS del Norte de Tenerife son reales, no aparecen como por arte de magia de la chistera de un mago. Están ahí desde hace tiempo. La consecuencia de esa realidad la padecen todos los días los ciudadanos y ciudadanas de esta parte de la Isla. Enumerarlos resultaría muy fácil, porque todos los que tenemos responsabilidades públicas analizamos la realidad social y actuamos para conseguir mayores cotas de progreso.

Admitiendo este hecho, también me parecen un poco gratuitas las manifestaciones de algunos responsables políticos del PSOE que están gobernando por este Norte de la Isla, insolidarios, sin planificación y con una mala gestión en los recursos de todos. Recordemos que Icod está perdiendo posición económica y social en su relación con el resto de los municipios tinerfeños. Es un municipio aislado, por lo cual, se hace necesaria la autopista hasta su demarcación que implique su conexión con la productividad y competitividad insular. Dicha infraestructura viaria debe ser una realidad para convertirse en variable clave en el proceso de desarrollo de todas las empresas y ciudadanos del Noroeste de la Isla. Es una infraestructura asociada a la calidad de vida porque ejercerá una doble influencia sobre el bienestar colectivo, y sobre el funcionamiento de la economía en su esfera de localización empresarial y turística.

Mi humilde opinión sólo pretende reflejar mi preocupación ante lo que considero un continuo aprovechamiento, casi ilícito de muchas personas que, cuando se habla del Norte, lo único que saben hacer es enumerar problemas, pero jamás aportan soluciones ni se atreven a reconocer que, en gran medida, muchas de las cosas y objetivos que se están logrando en esta parte de Tenerife tienen su inicio en la buena sintonía y sincera preocupación que la principal institución insular siente por nosotros.

Al respecto, me atrevo a señalar que el Cabildo Insular de Tenerife está desarrollando una actuación muy valiosa de cómo se tienen que hacer las cosas en esta parte de la Isla. Sus acciones distan mucho de ser una apuesta sesgada y caprichosa. Todo lo contrario, en el presente, hay comarcas naturales que, a pesar de que en los municipios que las conforman gobiernan tendencias ideológicas muy dispares, el interés, la atención y la dedicación del Cabildo es total y absoluta.

Hemos de resolver los problemas del Norte, pero con criterio y convencimiento de lo que afirmamos. No es por atacar los mensajes interesados, pero las cosas deben ponerse en su justo término. Es cómodo hacer cuentas y juzgar, pero yo apuesto por la unidad sin quebrantos. Por una unidad insoslayable. Y de esa unidad en el Norte, estoy seguro que conseguiremos lo que ambicionamos: un mejor nivel de vida en valores de trabajo, prosperidad y oportunidades para todos.

* Portavoz de Coalición Canaria en Icod de los Vinos