Tenerife Norte

Los técnicos de Obras Públicas no convencieron a los vecinos de San Vicente

El ingeniero director del Plan Territorial Especial y Estudio Informativo del Corredor Insular del Norte de Tenerife, de Los Realejos a Icod, Gabriel Martín de Lorenzo Cáceres, invitó a los afectados a presentar alegaciones y aclaró que existen diez alternativas sobre las que debe debatir el conjunto de la sociedad. El alcalde anunció que la Corporación expondrá su versión.

EL DÍA, Los Realejos
11/ene/02 18:22 PM
Edición impresa
EL DÍA, Los Realejos

Los técnicos de la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Canarias no convencieron anoche plenamente a los vecinos del barrio de San Vicente, que podrían verse afectados por la ampliación de la Autopista del Norte, en el tramo comprendido entre Los Realejos e Icod de los Vinos, sobre todo en lo relativo a las compensaciones en caso de expropiación y reposición de las casas.

El ingeniero director del Plan Territorial Especial y Estudio Informativo del Corredor Insular del Norte de Tenerife, Gabriel Martín de Lorenzo Cáceres, recalcó que se trata de la exposición de un documento que comprende el desarrollo de diez alternativas diferentes, sobre las que se ha realizado "un riguroso análisis comparativo con el objeto de conseguir una solución que sea altamente respetuosa con el medio ambiente". Dijo que se está abierto a que se presenten opciones distintas.

Según el estudio técnico se propone una infraestructura segura, cómoda, eficaz, e integrada ambientalmente".

Entraron en discusión sobre el tipo de vía que se propone inicialmente y sobre el previsible impacto sobre el medio ambiente. En el aire quedó la oposición a que se amplíe la autopista y se defendió la idea de impulsar un plan integral de desarrollo de las comarcas con dotación de servicios básicos y esenciales.

La reunión se celebró a petición de la Federación Realejera de Asociaciones de Vecinos (Frav) y del Ayuntamiento, dada la inquietud social suscitada.

El ingeniero recalcó que ahora se está hablando de un estudio y no de un proyecto, "no existe un trazado definitivamente aprobado - precisó - y no sabemos a ciencia cierta qué fincas o lugares están afectados".

Animó a los vecinos y ciudadanos a que participen en el período de información pública, cuyo plazo ha sido prorrogado hasta el próximo 8 de febrero.