Tenerife
EL VARISCAZO MONTY

El trasfondo del cofre


11/ene/02 11:59 AM
Edición impresa
EL SIROCO AFRICANO, que aún trasciende cuando esto escribo, ha traído a esta olvidada y desatendida franja de costa lagunera la insólita visita del "Winner". Un "bulk-carrier" del año 75 de 27.000 toneladas de desplazamiento, matriculado ahora en Phom-Phen, que hubo de levar anclas del fondeadero de San Andrés para resguardarse del temporal de levante y fondear frente a mis propias narices. En principio, dada la escasa visibilidad existente por el polvo en suspensión, me pareció que podía haber sufrido algún despiste que pudiera tener consecuencias desastrozas, en el caso de un salto brusco del viento. Porque, para el que no conoce cómo se las gasta habitualmente el mar por esta zona, considerando además la obsolescencia de una costa degradada desde décadas, en las que la única novedad ha sido el letrero indicativo de desvío en la carretera general, donde reza el pomposo nombre de: "piscinas naturales"; resulta un deber cívico intentar avisar a los desinformados. Así lo hice y, por ahora, el barco continúa fondeado hasta que el tiempo amaine y pueda levar anclas para retornar frente Santa Cruz, en espera de atraque. Algo que, supongo, se habrá resuelto cuando mi comentario vea la luz. Y es que aquí, alejado del mundanal ruido y con la sola conexión de una televisión degradada por la chabacanería o los refritos cinematográficos, los únicos contactos con lo cotidiano son los periódicos locales y alguno nacional. Ya que no siempre se puede comprar toda la información que a uno le apetece.
Inútil decir que en varias ocasiones he solicitado personalmente una mejora en la recepción de las ondas hertzianas a los responsables políticos locales, insulares o regionales. Y, sin embargo, hasta un saliente consejero del Gobierno, ahora en estado cataléptico, me prometió unas mejoras que todavía estoy esperando. Ni que decir que, cuando planteé el problema a los responsables del municipio, le dieron tal patadón al balón de mi pregunta, que todavía estoy intentando averiguar sobre qué tejado administrativo fue a parar. Y luego dicen que Javier Pérez está buscando desesperadamente delanteros allende los mares de nuestro terruño...
Buscando ansiosamente, cambiando de tema, un "gratis total" para la próxima FITUR; conozco a más de uno que está haciendo un cursillo acelerado de timple, huesera o pandereta para pasarlo bomba con cargo a los fondos públicos. Por más que digan lo contrario, la lista de beneficiados resulta tan extensa que supone un imposible controlar a todos los gorrones que se infiltran por el callejón del amiguismo. Yo, por si acaso, estoy aprendiendo a tocar el bucio de oído; que tiene más mérito que matriculado en una de esas escuelas de música de nuevo cuño. Y es que lo autóctono, aunque sea de forma hipócrita e interesada, vende más que un "bodorrio" de famosillos en una revista del corazón.
Pese a que se crea que estoy en contra de la única fuente de ingresos apreciable de la Isla, y como tal hay que venderla al mejor precio posible; un simple vistazo a la página de Sucesos de este periódico, del pasado día 3, hizo que mi pulso se alterara en demasía. Cinco apuñalados en Playa de las Américas, en los municipios de Arona y Adeje durante la noche de fin de año, resulta más que significativo hacia dónde va el porvenir de nuestro turismo, si no lo remediamos a tiempo. Habrá, pues, que solucionar de forma tajante el asunto de la proliferación de mafias y delincuentes habituales, reclamando al Estado los medios necesarios para ello, o tendremos que regalar un arma a pie de avión, en vez de estrelitzias, a cada turista que nos visite. Me temo que el cofre de los tesoros está generando un trasfondo peligroso para el devenir de nuestra industria. Aviso, pues, a los navegantes, como lo he hecho con el barco que ha estado fondeado frente a mi casa, que puede suceder algo similar en los ya inmediatos carnavales. Ustedes tienen la palabra.
EL VARISCAZO MONTY