Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Gobierno libera 6.330 millones del préstamo a la Seguridad Social para la extra de Navidad leer

Las lluvias aclaran la densa capa de polvo, que todavía durará unos días

La calima, que reapareció con fuerza, permanecerá hasta el lunes, según la última predicción del Instituto Nacional de Meteorología. Pese a la caída de precipitaciones, la Dirección General de Seguridad y Emergencias recomienda a los enfermos respiratorios extremar las precauciones.

EL DÍA/EFE, Santa Cruz/Las Palmas
11/ene/02 19:42 PM
Edición impresa

Las lluvias caídas ayer limpiaron en parte la densa capa que cubría las Islas debido a la calima, que reapareció cuatro días después de que se manifestase con una intensidad inusitada y originase numerosos problemas de salud.

Por este motivo, la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno Canario aconsejó a los ciudadanos con enfermedades respiratorias crónicas que eviten salir a la calle por la cantidad de polvo en suspensión que causó una notable disminución de la visibilidad.

Aunque este fenómeno se percibía con más intensidad en la provincia oriental del Archipiélago, la Capital tinerfeña amaneció cubierta de un manto de polvo que impedía divisar el paisaje urbano. En el resto de los municipios e Islas orientales, la calima y un ambiente de bochorno impropio para esta época del año precedió a unas lluvias débiles y en ocasiones moderadas, como sucedió en zonas del Norte y Sur de Tenerife, en La Palma y El Hierro.

Las precipitaciones, además de aclarar la atmósfera, hicieron bajar un poco las temperaturas que, según la última predicción meteorológica, se mantendrán hoy estables.

Ante la reaparición de la calima, la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno Canario aconseja, además, a los automovilistas que eviten los desplazamientos "que no sean estrictamente necesarios" y que, en caso contrario, circulen a la velocidad adecuada, "con mucha precaución, aumentando la distancia de seguridad y prestando especial atención a los adelantamientos".

También recomienda a los ciudadanos que cierren las puertas y las ventanas de sus domicilios, y que no se dejen llevar por situaciones de nerviosismo y se mantengan atentos a las eventuales instrucciones que transmitan los servicios de emergencia a través de los medios de comunicación.

La calima, pese a reaparecer con intensidad, no afectó a las operaciones de los aviones y de los barcos, y tampoco provocó un aumento de los casos de personas con problemas respiratorios que acuden a los centros sanitarios.

Mascarillas respiratorias

Fuentes aeroportuarias, portuarias y sanitarias declararon que no se habían detectado incidencias significativas atribuibles al polvo en suspensión. Sin embargo, en algunos puntos del Archipiélago se pudo observar a personas, en especial vendedores callejeros o trabajadores al aire libre, que usaban mascarillas respiratorias para evitar inhalar la tierra.

Los ocho aeropuertos del Archipiélago funcionaron con normalidad, pese a la notable reducción de la visibilidad, y ningún vuelo, incluidos los de Binter Canarias, se ha visto afectado por la calima. En los puertos, la situación es idéntica y las embarcaciones navegan sin problemas.