Dinero y Trabajo

El IPC canario subió en 2001 un 2,4%, el segundo mejor registro del país

La buena marcha de los precios tinerfeños hizo que Canarias despidiera 2001 con una inflación acumulada del 2,4%, la segunda tasa más baja del país, junto a Asturias, y tres décimas por debajo de la media estatal.

EL DÍA, S/C de Tenerife
12/ene/02 19:42 PM
Edición impresa

Por provincias, el pasado mes los precios experimentaron un incremento del 0,2% en Santa Cruz de Tenerife y del 0,3% en Las Palmas. En consecuencia, las Islas Occidentales despidieron 2001 con una inflación acumulada del 2,1% y las Orientales del 2,7%, según los datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los precios subieron un 0,3% en el mes de diciembre en Canarias, una décima menos que en el conjunto nacional. En las Islas, por grupos, el de Ocio y Cultura fue el que registró una mayor subida de los precios el pasado diciembre, un 2,5%, seguido de los de alimentos y bebidas no alcohólicas, Enseñanza, y Hoteles, bares y restaurantes, que se incrementaron un 0,4%. El transporte fue el único grupo en Canarias que registró un descenso, de un 0,5%, mientras que el de Comunicaciones no experimentó ninguna variación respecto al mes anterior.

En Canarias, alimentos y bebidas no alcohólicas fue el grupo más inflacionista en 2001, con una tasa del 6,7%, seguido del grupo de Enseñanza (5,1%); Hoteles, bares y restaurantes (4,9%); Ocio y cultura (4,5%); Otros (3,5%), y Bebidas alcohólicas y tabaco (2,4%). Los grupos menos inflacionistas el pasado año fueron el Transporte y las Comunicaciones, que registraron un descenso de un 4,1% y un 1,6%. Los precios de la Vivienda subieron un 1,6%; Vestido y Calzado, un 1,5%; Medicina, también un 1,5%; y Menaje, un 1,4%.

Subida en todo el país

Los precios subieron en todas las autonomías, pero el mayor alza lo anotaron las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, un 0,8% en ambos casos. El ministro Rato responsabilizó del incremento de la inflación a bares, cafeterías y restaurantes y a los viajes organizados.

Los sindicatos se apresuraron a denunciar que habrá medio millón de trabajadores sin cláusula de revisión que perderán poder adquisitivo.

El objetivo oficial de inflación para todo 2001 era del 2%.