Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP quiere que los jueces, y no el Parlamento, elijan al Consejo General del Poder Judicial leer

Llegan a Guantánamo los veinte primeros detenidos de Al Qaeda

Los detenidos viajaron encadenados y encapuchados para prevenir una posible revuelta, y serán ubicados uno a uno, en celdas al aire libre, que más bien parecen jaulas, en el llamado "Campamento rayos X".

EFE, Washington
12/ene/02 19:43 PM
Edición impresa

Los primeros prisioneros de la red terrorista Al Qaeda, que es liderada por el disidente saudí Osama Bin Laden, aún en paradero desconocido, fueron trasladados en medio de extraordinarias medidas de seguridad desde Kandahar (Afganistán), llegaron ayer a la base naval de Guantánamo, en Cuba, confirmó ayer el Pentágono.

El presidente de la Junta de Jefes de Estado mayor, Richard Myers, indicó en conferencia de Prensa que el avión C-17 con los 20 prisioneros a bordo tomó tierra en la base naval a las 18:50 tras un vuelo de 20 horas.

Los prisioneros viajaron encadenados y encapuchados para prevenir una posible revuelta, y serán ubicados en el llamado "Campamento rayos X", una instalación de máxima seguridad de la base de Guantánamo.

Medidas extremas

El Pentágono considera que varios de estos prisioneros, que se supone son correligionarios de Osama Bin Laden, pueden ser peligrosos e incluso suicidas, de ahí que se hayan extremado las medidas de seguridad durante su traslado.

La base naval de Guantánamo, conocida en inglés entre los soldados estadounidenses como "Gitmo", cubre unos 116 kilómetros cuadrados y cuenta con alrededor de 2.700 residentes, entre militares y contratistas.

Además, en las últimas semanas han recibido órdenes de traslado unos mil militares de Estados Unidos para realizar trabajos de preparación y vigilancia del centro de detención.

Esa base está rodeada por casi 18 millas de una malla metálica con alambres de púa y separada del resto de la isla por otra malla similar y un campo minado.

Durante mediados de la década de los años 90, el centro de detenciones en la base albergó temporalmente a miles de refugiados haitianos y cubanos.

Allí, los detenidos - no son prisioneros de guerra, según el Pentágono - serán colocados, uno a uno, en celdas al aire libre, que más bien parecen jaulas, ya que sólo tienen un techo de madera y una malla metálica para protegerse del exterior.