Tenerife

No, a los centralismos retrógrados: a todos


13/ene/02 11:59 AM
Edición impresa

NUNCA EN EL DÍA hemos propugnado la hegemonía de Tenerife sobre las otras Seis Islas. Ni tampoco ningún privilegio de Nivaria y de G. Canaria, respecto a las mal llamadas "Islas Menores". Desde 1910, año en que Leoncio Rodríguez crea esta Casa, hoy núcleo del joven y vigoroso Grupo de Comunicación Tinerfeño, aquí trabajamos por el bien común isleño. Con el apoyo creciente, y que agradecemos, de miles de lectores.

Ése es nuestro supremo compromiso profesional periodístico. Y siempre hemos procurado ser leales a los propósitos básicos de nuestro fundador, que arrancan de esta clara convicción: el mejor servicio al país radica en el diálogo, en el entendimiento, en la solidaridad mutua, en el pleno ejercicio de las responsabilidades respectivas, en el cultivo cotidiano de las libertades y la tolerancia, en el respeto a las idiosincrasias y los pluralismos de todo tipo, en los equilibrios interinsulares.

De ahí que, lo mismo que apoyamos a las autoridades y a cuantos ejercen cargos representativos cuando, en Madrid o en Bruselas o en Estrasburgo, bregan a favor de las peculiaridades de Canarias, salgamos al paso de los desafueros. O de las incoherencias. O de las miopías. O de los abusos, se produzcan éstos donde quiera que sea. Incluso dentro de la Comunidad Autónoma.

¿NO ES INCONGRUENTE que demandemos el reconocimiento de las excepcionalidades isleñas a la Unión Europea, mientras la Administración estatal, aún mesetaria, pasa de particularidades y adopta medidas de igualitarismos continentales? ¿Y no proliferan los viejos olvidos y las improvisaciones metropolitanas de épocas que no casan con el siglo XXI?

¿Cómo interpretar que el secretario de Estado para la Extranjería y la Inmigración, señor Fernández-Miranda, permanezca impasible, al parecer, con el flujo de los "sin papeles" hacia estos litorales atlánticos? ¿Le resulta suficiente el trato dispensado a los que logran llegar y con qué cooperaciones ministeriales? ¿Juzga apacible que la arribada de indocumentados se mantenga ahora "en cifras similares" a las registradas en el año 2001? ¿Y cómo apacigua Vd., Don Enrique, a los ciudadanos que prevén, fundadamente, que el "blindaje" marítimo del Estrecho de Gibraltar y de las costas andaluzas provocará el incremento, imparable, de pateras dirigidas a las desguarnecidas Canarias? ¿Acaso exageran quienes temen que tal fenómeno migratorio, perfectamente descontrolado, acabará en "invasión" de consecuencias impredecibles para unos territorios tan reducidos?

A todas éstas, nos visita el secretario general del PP y declara algo muy razonable. Afirma que en esta materia "ninguna Administración - local, autonómica y del Estado - debe escurrir el bulto". Más que correcto, señor Arenas. Aunque Vd. omita los deberes exigibles a la Unión Europea. ¿Por qué?

PERO, SI PASAMOS de las bonitas palabras a los hechos objetivos, ¿qué despliegues ha protagonizado el Gabinete Aznar, hasta hoy, para controlar los trasvases de los barcos-nodriza? ¿Cómo disuade a las mafias que operan, en la vecina África y entre nosotros, en un tráfico inhumano, explotador, de esclavitud y de muerte? ¿Con qué precauciones impermeabiliza los aeropuertos?

¿Quién "escurre el bulto"? ¿En qué grados? ¿Con cuántas inconsciencias?

¿Quién ha facilitado la ocasión para la existencia del "bulto" o para que éste creciera y, después, ha desviado el problema a Canarias? ¿El mismo Gobierno centralista, que se circunscribe a reclamar conductas solidarias a las instituciones de las Islas? ¿Y dónde dejan sus dirigentes el reconocimiento del fracaso de la política exterior española, en el asunto que aquí nos desborda porque no sólo somos y vamos a ser puerta de entrada europea al subdesarrollo desesperado, y las inmediatas correcciones eficientes?

ANOTEMOS OTROS AVISOS, de urgencia, frente a espasmos centralizadores.

No es de recibo que el PP, desde el Ayuntamiento de Las Palmas, busque disfrazar los errores y los olvidos de sus correligionarios ministeriales con el "pleito" contra el de Santa Cruz de Tenerife y los tinerfeños.

Algunos dirigentes grancanarios retornan al factor poblacional para alentar los desequilibrios interinsulares. ¿Así argumentarán los fundamentos de las especificidades insulares en la UE? ¿Con qué decencia?

Próxima Ley Electoral. AHI acusa a Coalición Canaria de imponer el "nacionalismo centralista". Éste, el PSC-PSOE y el PP, ¿todavía no vislumbran que somos Archipiélago y de Siete Islas? Ay, con los rejos de color napoleónico.