Vivir

RESPIRAR con energías

El especialista Juan de la Bárcena tratará a partir de este mes en la Isla las rinitis alérgicas, las apneas leves y moderadas y el ronquido con somnoplastia, una técnica con resultados espectaculares, consistente en la aplicación de energías por radiofrecuencia.

EL DÍA, S/C de Tenerife
13/ene/02 19:46 PM
Edición impresa

Al menos el 95 por ciento de los afectados por la rinitis alérgica, determinados tipos de apneas y los ronquidos pueden mejorar espectacularmente de sus dolencias gracias a la sonmoplastia, una nueva técnica de la que es pionero en su aplicación en Canarias el médico Juan de la Bárcena y que consiste en la aplicación de energías por radiofrecuencia.

El especialista, que ostenta el cargo de jefe del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Insular de Gran Canaria, ha tratado con radiofrecuencia a más de 150 afectados en su consulta situada en Las Palmas, en los que ha podido constatar en el 95 por ciento de los casos mejorías espectaculares. Su objetivo es abrir este mes un despacho en Santa Cruz de Tenerife, en la calle Murphy, 6, teléfono: 606.44.44.64, para atender a los efectados por las tres patologías de la Isla.

De la Bárcena declaró a EL DÍA que "las radiofrecuencias actúan en los tres cornetes de las fosas nasales, en especial en el inferior, al transmitir energías que propician la fricción de las células". De esta actividad se desprende calor, lo que al cabo de unas dos semanas o un mes provoca la reabsorción del tejido y la disminución del tamaño del cornete, por lo que el aire discurre con mayor facilidad.

La gran ventaja de la técnica radica en que es un procedimiento poco agresivo. Consiste en la colocación de un electrodo que no produce lesiones en las mucosas externas del cornete, y de hecho al cabo de tres meses o un año de haberse practicado la intervención, "nadie sería capaz de averiguar qué actuaciones se han realizado", aseguró.

La técnica sólo requiere anestesia local y tarda unos quince minutos. La recuperación también es rápida, por lo que al día siguiente el paciente puede realizar sus actividades cotidianas con normalidad.

Las rinitis son muy frecuentes en Canarias, como el resto de las alergias, a las que se recurre a las vacunas y a los antihistamínicos para su tratamiento. De la Bárcena aclaró que la aplicación de energías por radiofrecuencia "no aporta la curación pero sí una gran mejoría de los síntomas, de tal manera que el paciente se encuentra con una mejor respiración".

Añadió que otra ventaja asociada a la técnica es que actúa en el velo del paladar, donde se sitúa la úvula o campanilla y se localiza el origen del ronquido. "Con otro tipo de electrodo se puede actuar en el paladar, lo que mejora la fisiología del afectado porque hay que tener en cuenta que el ronquido es premonitorio de la apnea nocturna, un cuadro grave provocado por la falta de oxigenación durante más de diez segundos".

Asimismo, la somnoplastia también es susceptible de ser aplicada para tratar las apneas leves o moderadas.