Nacional

Miles de bilbaínos mostraron el rechazo a los terroristas

El centro financiero y comercial de Bilbao en torno a la Gran Vía quedó otra vez colapsado, como ocurrió el sábado, pero esta vez por la movilización ciudadana. Por su parte, la Policía cree que los asesinos del magistrado Lidón son los que colocaron el coche-bomba.

AGENCIAS, Bilbao
15/ene/02 19:49 PM
Edición impresa

Miles de bilbaínos respondieron este mediodía a la convocatoria del Ayuntamiento y se concentraron en el lugar donde ETA hizo estallar el sábado un coche-bomba para manifestar su rechazo a los terroristas.

El centro financiero y comercial de la ciudad en torno a la calle Alameda de Mazarredo en su confluencia con la Gran Vía quedó otra vez colapsado, como ocurrió el sábado, pero esta vez por la movilización ciudadana.

Al acto asistieron el lehendakari del Gobierno Vasco, Juan José Ibarretxe, junto a los consejeros de Industria, Josu Jon Imaz; de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Sabin Intxaurraga, y de Transportes y Obras Públicas, Álvaro Amann.

Junto a ellos, frente a la puerta de la sede del BBVA que sufrió los efectos de la explosión, también estaban el delegado de Gobierno en el País Vasco, Enrique Villar; el presidente de la patronal Confebask, Román Knorr; el secretario general de UGT Euskadi, Carlos Trevilla; y el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, acompañados por representantes de todos los partidos políticos a excepción de Batasuna.

El silencio de los congregados sólo lo rompían los golpes de los operarios que continuaban trabajando en las fachadas de la zona afectada por la onda expansiva. La concentración duró diez minutos y finalizó con aplausos.

Al concluir el acto, el alcalde de Bilbao dijo que "estoy contento porque este pueblo una vez más demuestra su pacifismo", con una convocatoria "de gente de diversa condición y de distinto pensamiento político: ésta es la pluralidad bilbaína".

Por su parte, las fuerzas de Seguridad del Estado y la Ertzaintza atribuyen el atentado a uno de los dos únicos comandos que ETA tendría totalmente operativos tras los últimos golpes policiales: el nuevo "talde Vizcaya".

Los investigadores se inclinan a pensar que detrás están los mismos que el pasado 6 de noviembre asesinaron a en Getxo al magistrado José María Lidón.