Dinero y Trabajo
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Rivera pide a Calviño que explique si empleó una sociedad instrumental para evadir impuestos leer

El sector de la flor cortada pierde 600 mil euros por el siroco

Asocan afirma que el 30% de dicha producción en las Islas se ha visto afectada, a lo que podría sumarse una previsible plaga de ácaros, por lo que la asociación está valorando la posibilidad de pedir ayudas extraordinarias al Gobierno Autónomo.

EL DÍA, S/C de Tenerife
15/ene/02 19:48 PM
Edición impresa

El sector de flor cortada de Canarias ha sufrido unas pérdidas de 600 mil euros (cien millones de pesetas), como consecuencia de los efectos del siroco que afectó al Archipiélago a principios de este mes, según una primera valoración realizada por la Asociación de Cosecheros y Exportadores de Flores y Plantas Vivas de Canarias (Asocan).

Su director gerente, Jonay Aguilar, apuntó que estos destrozos han afectado al 30% de la producción de flor cortada de las Islas. Apuntó que en el caso de Tenerife, la repercusión ha sido algo menos negativo que en Gran Canaria.

Explicó que tanto la calima como la lluvia han dejado restos en dichas flores que, apuntó, no se pueden lavar, lo que ha obligado a desechar dichas producciones, al no poderse destinar a la venta.

Aguilar explicó que entre los problemas con los que cuenta el sector figura la inexistencia de un seguro agrario combinado para flores y plantas, al no admitirse dichas pólizas por parte de las compañías aseguradoras, lo que sitúa al sector en una situación de desprotección. Ante esto, admitió que están valorando la posibilidad de solicitar ayudas extraordinarias a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación para hacer frente a estas pérdidas. Por otro lado, Jonay Aguilar señaló que el sector teme un riesgo añadido con la entrada de calima. Manifestó que el polvo en suspensión en niveles de elevada densidad conlleva la transmisión de ácaros, lo que podría derivar en futuras plagas para los cultivos de flores. Al respecto, afirmó que se están haciendo controles en los cultivos para ver si existe ya alguna plaga.

Explicó que en caso de que sea sí, es un tema poco controlable, a lo que se suma el hecho de que los productos fitosanitarios son menos eficaces, al mismo tiempo que los "organismos" se han hecho más resistentes.

No hay seguro

Por eso, puntualizó, en el caso de que se llegue a detectar plagas, pedirían ayudas al Gobierno Autónomo.

Agregó que además estos datos negativos se producen en un momento difícil, marcado por la crisis mundial generada desde el pasado 11 de septiembre, la entrada del euro y algunos problemas de transporte en el continente.

El director gerente de Asocan señaló que en estos momentos las exportaciones de flores cortadas se realizan de forma mayoritaria, en un 75% a los países de la Unión Europea, en especial Holanda, mientras que un 20% lo copa la Península, moviéndose un volumen de 2.700 kilos semanales de flores cortadas.