Santa Cruz de Tenerife

El Ayuntamiento y la Subdelegación tratarán de atajar la inseguridad en Bravo Murillo


EL DÍA, S/C de Tenerife
16/ene/02 19:52 PM
Edición impresa
EL DÍA, S/C de Tenerife

El Ayuntamiento de Santa Cruz y la Subdelegación del Gobierno en la provincia mantendrán una reunión el próximo 21 de enero para tratar de atajar el aumento de la conflictividad y la inseguridad en el entorno de la calle Bravo Murillo, según explicó ayer el concejal de Tráfico y Seguridad Ciudadana, Hilario Rodríguez.

El encuentro tendrá lugar después de las quejas expresadas por los propios vecinos de este entorno, que denunciaron mayores niveles de ruido por la presencia del rastro y la proliferación del tráfico de drogas, prostitución y robos.

A este respecto, el presidente de la Asociación de Vecinos El Cabo, Ramón Jorge Frías, expresó su apoyo incondicional al encuentro, convocado por la subdelegada del Gobierno, Pilar Merino, aunque aseguró que la iniciativa partió de un grupo de propietarios de esa zona y no de su asociación.

El rastro

Hilario Rodríguez explicó que el área que dirige tratará de poner en marcha las medidas necesarias para atajar un aumento de los actos delictivos en Bravo Murillo, que complementarán a los dispositivos de la Policía Local.

En otro orden de cosas, en los últimos días vecinos de este entorno han recogido firmas para poner fin a los problemas que, a su juicio, causa la instalación del rastro en la cercanía de sus casas todos los domingos.

Éstos se quejan del exceso de ruido y de no poder acceder a sus garajes. Por su parte, el Ayuntamiento ya ha prohibido la instalación de puestos en estos lugares de paso.