La Palma

Protesta por la cercanía de antenas móviles a un colegio

Los padres y vecinos de la Escuela Unitaria de La Galga, en Puntallana, están preocupados por las consecuencias negativas que estas instalaciones puedan tener para la salud de los niños y por eso van presentar un escrito en el Consistorio. Si no se toman medidas, irán a los juzgados.

EL DÍA, Puntallana
18/ene/02 19:56 PM
Edición impresa

La Apa de la Escuela Unitaria de La Galga, en Puntallana, así como la dirección del centro y la asociación de vecinos Asvega están muy preocupados por las consecuencias negativas que para la salud pueda tener la existencia, a escasos 300 metros del colegio, de dos antenas de telefonía móvil y una antena-repetidor de retevisión ubicadas en el mirador de San Bartolomé. En las inmediaciones también se ubican numerosas viviendas.

Por este motivo han decidido presentar, en los próximos días, un escrito ante el Ayuntamiento con el fin de que estudie la situación (se hagan mediciones sobre las ondas electromagnéticas que emiten las mismas) y adopte las medidas oportunas.

Esta queja se suma a la que la asociación de vecinos presentó el pasado mes de julio denunciando esta misma problemática.

Y es que según manifestó el director de la Escuela Unitaria, "ante la situación de alarma que se está generando en la Península y también en Canarias con este asunto de las antenas, los ayuntamientos deben tomar algún tipo de medidas porque la preocupación de la población es real".

En concreto, en la denuncia que se va a presentar ante el Consistorio de Puntallana se indica que las antenas se encuentran en un lugar que, según las normas subsidiarias del municipio, está catalogado de interés paisajístico denominado Mirador de La Galga, por lo que estarían incumpliendo dicha normativa local, además de suponer un gran impacto visual.

Igualmente, se indica en el escrito que la alarma social creada con motivo del cierre de centros educativos hace dudar a los vecinos de la calidad de vida y salud, teniendo en cuenta que a menos de trescientos metros se encuentra situada la Escuela Unitaria y que además muchas personas viven cerca de las antenas.

Para afrontar el problema, la dirección del centro informa de que en Torrejón de Ardoz se ha dispuesto en una normativa que dichas antenas no pueden estar instaladas a menos de quinientos metros de ningún vecino ni a menos de mil metros de un centro educativo y es que "ante la duda más vale curarse en salud". También por eso indicó que como la Administración más cercana es el Ayuntamiento, "vamos a solicitar su intervención para que hagan las mediciones oportunas y en consecuencia se actúe". De no ser así, la dirección advierte de que se denunciará a la Corporación ante los juzgados por no tomar medidas, máxime cuando "dichas antenas se instalaron pese a la prohibición de los agentes de Medio Ambiente".