Vivir

Canarias es la tercera comunidad con más separaciones y divorcios de España

Las Islas acumulan una tasa del 7,7 por cada 10 habitantes en una lista que está encabezada por la Comunidad de Cataluña, con un 9,5, siendo segunda las Islas Baleares con una suma del 8,7, según indica el estudio del "Anuario Social de España 2001".

EFE, Madrid
21/ene/02 20:03 PM
Edición impresa

Canarias es la tercera comunidad española en número de separaciones y divorcios, con una tasa de 7,7 por cada 10 mil habitantes, por detrás de Cataluña (9,5) y Baleares (8,7), según el "Anuario Social de España 2001", presentado esta semana por la Fundación La Caixa.

Según este estudio, en 1999 se registraron en España 42.390 separaciones y 26.386 divorcios, lo que significa que se produjeron en el país 10,5 separaciones y 6,6 divorcios por cada 10 mil.

Las Comunidades que más destacan por su tasa de divorcios son Cataluña (9,5), Baleares (8,7), Canarias (7,7) y Madrid (7,6); y las que muestran tasas más bajas son Castilla-La Mancha (3,6), Extremadura (3,8), Castilla y León (4,2) y Navarra (4,4).

Cataluña también encabeza la lista en cuanto al número de separaciones, con 14,1 casos por cada 10.000 habitantes, seguida de Murcia (12,4), Baleares (12,2), Comunidad Valenciana (11,9) y Madrid (11,5); mientras que cierran la lista de nuevo Castilla-La Mancha (7,1), Extremadura (7), Castilla y León (7,6), Galicia y La Rioja (ambas con 8,7) y Navarra y Andalucía (9).

De cada cien matrimonios celebrados en España, según las cifras del anuario, referidas a 1999, 76 tienen lugar según el rito católico y son las comunidades del sur del país -Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Murcialas que muestran las tasas más altas, con porcentajes por encima del 80 por ciento.

Frente a ellas, las comunidades insulares y Cataluña son las que mayor proporción de matrimonios civiles registra, con una media de uno de cada tres.

Analiza también el informe la edad media al contraer matrimonio, 30 años para los hombres y 28 para las mujeres y sin grandes diferencias entre Comunidades Autónomas. Ambos han retrasado de manera muy notable su edad de matrimonio en las últimas décadas, debido tanto a cambios económicos como culturales y sociales, y esta decisión contribuye a explicar la importante caída de la tasa de natalidad y fecundidad en todo el territorio.