Sucesos

La nueva Ley de Tráfico es muy técnica, lo que exigirá que el conductor se asesore bien

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (Coproper) criticó que los agentes de la Agrupación de Tráfico "no hayan recibido, por personal capacitado, ningún cursillo" sobre la norma que entró en vigor, aunque en la provincia tinerfeña aún no se sancionaba a los usuarios.

EL DÍA/EFE, S/C de Tenerife
22/ene/02 9:32 AM
Edición impresa

Ayer entró en vigor la nueva Ley de Tráfico y la Guardia Civil en la provincia de Tenerife no sancionaba a los conductores que paraba, "sino que explicaba a los usuarios de las vías los nuevos cambios introducidos al tiempo que recomendaba extremar las medidas en este sentido", según relataron a EL DÍA fuentes del Instituto Armado.

Por su parte, la Asociación de Automovilistas Europeos Asociados considera que la nueva Ley de Tráfico "es muy técnica y compleja" y la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) cree que ocasiona "un perjuicio grave" a los transportistas profesionales.

Mientras, desde la Asociación de Ciclistas Profesionales se celebró la entrada en vigor de la nueva ley y se expresó el deseo de que la reglamentación, aún pendiente, concrete los avances que, en materia de seguridad, supone para los ciclistas españoles esta normativa.

Por su parte, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (Coproper) criticó el que los agentes de la unidad de tráfico "no hayan recibido, por personal capacitado, ninguna clase de cursillo" sobre la nueva ley que entró ayer en vigor.

El asesor jurídico de Automovilistas Europeos Asociados, Santiago Córdoba, calificó a la nueva ley de Tráfico de "muy técnica y muy compleja", por lo que exigirá, en su opinión, que el automovilista se asesore muy bien para defenderse de las sanciones, ya que con los nuevos plazos puede llegar a conocer la sanción hasta tres años después de producirse.

Por ello, igualmente resultará más difícil, según Córdoba, que los automovilistas puedan servirse de pruebas para probar su inocencia en las infracciones, debido al largo período que transcurre, lo que lleva a que el conductor olvide las posibles circunstancias atenuantes en las que tuvo lugar la falta.

Otras críticas de Córdoba hacia la ley son el que algunas de las medidas que incluye la nueva normativa no están aún en activo, como la posibilidad de suplir sanciones económicas con cursos de capacitación vial, para el que no existen aún los medios de ejercer este derecho.

Grave perjuicio

La asesora jurídica de Fenadismer, Desirée Paseiro, cree que la nueva ley ocasiona un "perjuicio grave" a los transportistas profesionales y vulnera su derecho constitucional al trabajo al penalizar algunas conductas "muy graves" con la retirada definitiva del carné de conducir.

Sostuvo además que la nueva ley desconoce que "el riesgo de cometer infracciones es más elevado en el caso de los conductores profesionales.

Fenadismer estima que la legislación debía establecer un "criterio racionalizador de las sanciones" que tenga en cuenta el mayor número de horas que los transportistas profesionales permanecen al volante y contemple un mecanismo de compensación ante la doble función de su labor.

La retirada definitiva del carné de conducir hace que los conductores pueden "verse impedidos", según Paseiro, para realizar la labor profesional de la cual derivan su sustento y, por tanto, estas sanciones "atentan, vulneran o al menos suponen un perjuicio de su derecho al trabajo".

La Asociación de Ciclistas Profesionales expresó por su parte el deseo de que la reglamentación, aún pendiente, concrete los avances que, en materia de seguridad, supone para los ciclistas españoles la nueva normativa.