Vivir

Madrid señala el cuartel de La Mina como futuro centro de acogida de INMIGRANTES

Esta antigua instalación militar, ubicada en el término municipal de La Laguna, se encuentra en desuso. El pasado mes de octubre, con ocasión de la visita a la Isla de Fernández Miranda, el secretario de Estado para Inmigración y Extranjería ya apuntó este lugar en su agenda.

EL DÍA, S/C de Tenerife
22/ene/02 20:05 PM
Edición impresa

El antiguo cuartel de La Mina, una instalación militar ya en desuso que se encuentra ubicada en el término municipal de La Laguna, cercana a la zona que ocupa el Aeropuerto de Los Rodeos, se convertirá en el futuro centro de acogida de inmigrantes en la isla de Tenerife, según ha podido saber EL DÍA de fuentes próximas a las negociaciones que, para tal fin, mantienen los responsables del Gobierno de Canarias y del Ministerio del Interior.

Este centro de acogida, que aprovecharía parte de la infraestructura de los antiguos barracones militares, se habilitaría para albergar, aproximadamente, a unas 200 personas, convirtiéndose en una válvula de escape desde la que aliviar la congestión que vienen sufriendo las Islas orientales.

El Gobierno Central cumpliría así el compromiso que adquirió en su momento con el Ejecutivo Canario, en la medida de dotar al Archipiélago de unas instalaciones suficientes y óptimas, a partir de las cuales poder distribuir a los "sin papeles" que arriban constantemente a las Islas, tal y como viene demandando de forma reiterada el consejero de Empleo y Asuntos Sociales, Marcial Morales.

Aquella visita

Fue precisamente el pasado mes de octubre cuando el secretario de Estado para Inmigración y Extranjería, Enrique Fernández Miranda, se desplazó hasta la Isla con la intención de encontrar un inmueble adecuado y funcional hacia el que poder derivar a los inmigrantes irregulares.

Ya entonces, el responsable del Estado en materia de inmigración visitó tanto el viejo cuartel de La Mina como la prisión de Tenerife I, tras lo cual se entrevistó con el delegado del Gobierno Central, Antonio López, y la subdelegada, Pilar Merino.

"No hay una decisión tomada al respecto - explicó Fernández Miranda en la rueda de Prensa posterior - , pero tenía interés en conocer de primera mano las dos instalaciones, para así poder tomar las decisiones de una forma compartida, una vez hayamos valorado los estudios pertinentes".

Sobre la base de lo que calificó como "un equilibrio territorial entre Islas", Fernández Miranda negó que hubiera manifestado que en Canarias no eran necesarios más centros que los ya existentes, a pesar de que Marcial Morales le recordara que "un mes antes", el Gobierno sólo había anunciado la creación de un centro para sustituir al de Fuerteventura.

La opción de Tenerife I nunca fue del agrado del Ayuntamiento ni tampoco del Cabildo. Las críticas se centraban en el hecho de que usar parte de una cárcel para recluir a los inmigrantes podría resultar degradante. Además, el centro penitenciario aún acoge a presos en régimen abierto.