Actualidad
LO ÚLTIMO:
Detenido un hombre por violación en el sur de Tenerife leer

Desembarcan 99 inmigrantes irregulares en sólo 24 horas

La Guardia Civil interceptó ayer a casi un centenar de personas de procedencia magrebí y subsahariana en las costas de Fuerteventura y Lanzarote cuando pretendían entrar ilegalmente en el país. Algunas de ellas permanecen en observación por el estado de salud en que llegaron.

EFE, Puerto del Rosario
23/ene/02 20:05 PM
Edición impresa

Un total de 99 inmigrantes han sido interceptados durante las últimas 24 horas al llegar a Fuerteventura y Lanzarote en patera, y tres de ellos, dos mujeres y un bebé, tuvieron que ser trasladados a un hospital por problemas de salud, según fuentes de la Guardia Civil.

Las tres personas hospitalizadas son naturales de Sierra Leona y llegaron ayer de madrugada a Fuerteventura, en un grupo formado por catorce inmigrantes más, con síntomas de hipotermia y fuerte cansancio, lo que aconsejó su traslado a un centro sanitario.

De los 99 inmigrantes, tanto subsaharianos como magrebíes, 83 han sido encontrados en Fuerteventura y 16 en Lanzarote, y entre ellos hay 82 hombres, seis mujeres y once menores, uno un bebé de nueve meses, y también han sido detenidos tres patrones de barquillas.

Tres de las pateras, con un total de 53 inmigrantes a bordo, fueron interceptadas de madrugada por patrulleras de la Guardia Civil cuando se aproximaban a la costa de Fuerteventura, y sus patrones pudieron ser detenidos.

Además, un grupo de 53 inmigrantes de origen subsahariano fue trasladado ayer por la tarde desde Fuerteventura hasta Gran Canaria, en una acción destinada a aliviar en parte el hacinamiento del centro de retención provisional, que alberga a más de 400 personas.

Desarticulación

Por otro lado, la Guardia Civil detuvo ayer a tres marroquíes que facilitaban el traslado a la Península de inmigrantes irregulares que llegaban a Fuerteventura en patera, previo pago de 12.000 dirhams (1.800 euros), y liberó a 18 indocumentados que permanecían escondidos en una casa.

Esa acción culmina la desarticulación de una red encargada de facilitar apoyo a los inmigrantes llegados a Fuerteventura en patera, y cuyos primeros resultados se conocieron el pasado viernes, con la detención de uno de los marroquíes y la liberación de 14 de los 18 indocumentados.