La Laguna
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los trabajadores del tranvía de Tenerife mantienen la huelga parcial en abril leer

La Casa Guerra da muestras de la excelente carpintería y arquitectura que abundó en el siglo XVIII


EL DÍA, La Laguna
24/ene/02 14:07 PM
Edición impresa
EL DÍA, La Laguna Fernando de la Guerra, marqués de San Andrés, la mandó a construir a finales del siglo XVIII. Es una construcción de dos plantas, con interesante portada de cantería azul, al igual que los remates bajos de los balcones y nichos del segundo piso.
Este trabajo también se aprecia en el zócalo que recorre toda la fachada en su parte más baja.
Presenta una disposición simétrica de todos los elementos que definen la fachada.
Cabe destacar en este inmueble, emplazado en la calle Nava y Grimón del casco histórico, el trabajo de carpintería del segundo piso, tanto en el nicho central como en las puertas de los balcones, en cuyas barandillas se ha utilizado el hierro.
Torrehermosa Si se habla de remates de madera y carpintería, se puede reseñar también la Casa Torrehermosa (calle Obispo Rey Redondo), un inmueble que comenzó a levantarse en 1736. En este caso, la fachada es típica de las construcciones del siglo XVIII y en ella destacan los apuntes de madera, en forma de curva, de las ventanas del segundo piso y los huecos, más pequeños, de la última planta. Al ser convertido en hotel, su interior se ha transformado en diversas ocasiones para atender las distintas funciones que iba desempeñando; así, su ordenamiento interior ha variado considerablemente desde su construcción original hasta hoy.
Otro buen ejemplo de arquitectura del siglo XVIII es también la Casa Linares, con una fachada ordenada en tres plantas y simetría en sus vanos.
Destaca aquí, una vez más, el excelente trabajo de carpintería en las ventanas y, especialmente, en la puerta principal.