Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Hacienda confirma que estudia bajar Sociedades al 23% a las micropymes leer

Tenerife acogerá esta noche el estreno mundial del nuevo final de "Turandot"

Luciano Berio ha restaurado el tercer acto de la última ópera de Puccini, cuya versión de concierto será interpretada por la Royal Concertgebouw Orchestra de Amsterdam, bajo la dirección de Riccardo Chailly y con un septeto vocal encabezado por Eva Urbanova y Maria Fontosh.

EL DÍA, S/C de Tenerife
26/ene/02 19:49 PM
Edición impresa

El mundo de la música mira hoy hacia Tenerife, donde esta noche tendrá lugar el estreno mundial del tercer acto de la ópera "Turandot", de Puccini, en el marco del XVIII Festival de Música de Canarias. La versión de concierto de esta partitura, completada por Luciano Berio, seré presentada a las 20:30 horas en el teatro Guimerá.

La interpretación estará a cargo de la Royal Concertgebouw Orchestra de Amsterdam, bajo la dirección de Riccardo Chailly, quien contará con El Coro de la Radio Holandesa y un elenco vocal formado por las sopranos Eva Urbanova y Maria Fontosh, los tenores Vitali Taraschenko, Bülent Bezdüz y Carlos Bosi, y los barítonos Eldar Aliev y Domenico Balzani.

El compositor encargado de restaurar esta obra maestra del teatro lírico, que Puccini dejó inacabada a su muerte, es también uno de los maestros de la música contemporánea: Luciano Berio, quien asegura que el nuevo final se ajusta más al espíritu original de la obra que el programado hasta ahora, al que tacha de "completamente equivocado".

Por su parte, Riccardo Chailly se mostró convencido de que el final de Berio sustituirá en el repertorio al colorario tradicional, escrito en 1925 por Franco Alfano, discípulo de Puccini.

Berio afirmó que Alfano escribió "un happy end, al estilo de los musicales americanos, sin apercibirse de que la obra de su maestro es mucho más compleja y sutil".

El compositor italiano explicó que su alternativa "no depara un final feliz, rápido y rimbombante, sino al contrario, termina en una especie de interrogación que deja al público preguntarse sobre lo que ha visto, sobre lo que hay ahí y completar de alguna manera la solución a ese enigma que es Turandot".