Vivir
LO ÚLTIMO:
Detenido en Vitoria el presidente del centro cultural islámico por captación leer

El Comité Científico de la UE descarta que las antenas afecten a la salud

"No hay ninguna prueba de que los campos electromagnéticos que producen fuentes como la telefonía móvil tengan efectos nocivos, siempre que las ondas estén dentro de los límites establecidos por la UE".

EFE, Madrid
26/ene/02 20:14 PM
Edición impresa

El Comité Científico de Toxicología, Ecotoxicología y Medio Ambiente de la UE ha concluido que no hay "ninguna prueba" de que los campos electromagnéticos que producen diferentes fuentes como la telefonía móvil produzcan efectos nocivos en la salud, siempre que esas ondas estén dentro de los límites establecidos por la Unión Europeo en 1999.

Así lo comunicó ayer el representante español en el citado Comité, Antonio Hernando, quien participó en una jornada en la oficina de la Comisión Europea y el Parlamento Europeo en Madrid para presentar el dictamen elaborado por el citado Comité Científico.

Hernando precisó que los resultados de los estudios experimentales y epidemiológicos realizados por los científicos del Comité no han dado "el mínimo indicador" de posible correlación entre los campos electromagnéticos y cualquier tipo de enfermedad.

El científico español, catedrático de Magnetismo de la Materia en la Universidad Complutense y miembro de la Real Academia de Ciencias, aseveró por ello que los límites fijados por el Consejo Europeo en 1999 y traspuestos al ordenamiento jurídico español el pasado año no necesitan ser revisados y son "perfectamente aplicables en la actualidad".

Los análisis combinados epidemiológicos han mostrado una asociación entre la leucemia infantil y la exposición a esos campos, pero concluye que "no cumple los requisitos suficientes para ser considerada una relación causal". Los expertos subrayaron, no obstante que el principio de precaución, sujeto siempre a criterios científicos, debe prevalecer en todas las actuaciones.

En el acto intervinieron, además de Hernando, el científico italiano Benedetto Terracini, y Juan Represa, catedrático de Medicina de la Universidad de Valladolid y miembro del Comité de Expertos del Ministerio de Sanidad.