Carnaval

Los mayores ya tienen reina

Juana Navarro, de 62 años, fue elegida ayer soberana de la tercera edad en la gala que se desarrolló en la plaza de España. El cetro de don Carnal pasa así de Guía de Isora a Arona.

1/feb/02 20:25 PM
Edición impresa
Segunda Dama: Candelaria González González, de 69 años, del Centro Municipal de Mayores de La Orotava./ M.M.
EL DÍA, Santa Cruz de Tenerife

La representante de El Pinito de Valle San Lorenzo, de Arona, fue proclamada reina de la tercera edad en el transcurso de un espectáculo que se desarrolló en la plaza de España y que, bajo la dirección de Sergio García, se prolongó durante tres horas.

Juana Navarro lució la fantasía "Mi ilusión de chica era ir a Hong - Kong", según la idea de Miguel Ángel Delgado y Roberto Moisés Santos. Integra su corte de honor María José González Sánchez, de 71 años, con el traje "La luna de Venecia" confeccionado bajo las directrices de José Ubaldo Hernández González y que fue patrocinado por la asociación de mayores La Siembra, de Santa Cruz de Tenerife; así como por Candelaria González González, quien, con la fantasía "Soy Rumbera", de los hermanos Hernández, de La Orotava.

Como dato curioso destacar la numerosa presencia del público. Más de cinco mil personas se dieron cita en la plaza de España, lo que convirtió la gala de elección de la reina de la tercera edad en el acto más multitudinario de cuantos se han desarrollado hasta la fecha.

Cabe recordar que si el pasado año el cetro de don Carnal lo logró Guía de Isora, en esta oportunidad el Sur mantiene el reinado de los mayores, si bien es Arona el que ha conseguido el máximo galardón.

Durante la velada también actuaron las rondallas de los mayores Agrupación Mayores del 2000, Teide Nevado, Club de la Tercera Edad de Granadilla, Club Acaymo de La Laguna, Asociación Pro - 3ª Edad El Cardón de San Isidro (Granadilla), Vejentud (Puerto de la Cruz), Volcanes del Teide (La Orotava), Padre Anchieta (La Laguna) y la murga lagunera Las Biri Biri.

Todas las agrupaciones de mayores recibieron una placa conmemorativa de su participación, tres años después de que se celebrara el primer y único certamen de rondallas. Dado que el concejal de Fiestas no había llegado a plaza de España, pues acababa de aterrizar de regreso de la Fitur, el edil delegado de Personal y máximo responsable de la organización del Carnaval, Dámaso Arteaga, fue el encargado de entregar las metopas.

Al final, llegó José Carlos Acha y, junto al alcalde Miguel Zerolo y al vicepresidente del Cabildo José Manuel Bermúdez, coronó a la nueva corte de honor.