Sucesos

Muere calcinado un hombre al incendiarse la casa en la que vivía en Santa Úrsula

El origen del fuego pudo ser una vela, según el superviviente, hermano del fallecido, que fue quien alertó a los bomberos. El cuerpo sin vida fue localizado junto a la puerta y tenía las extremidades inferiores completamente quemadas.

EL DÍA, Puerto de la Cruz
5/feb/02 9:33 AM
Edición impresa

Un incendio ocurrido en la madrugada del pasado domingo en la urbanización La Quinta Park (Santa Úrsula) causó la muerte a un hombre de 59 años, en tanto que su hermano resultó con una crisis de ansiedad.

La persona que logró escapar con vida del incendio que destruyó en la madrugada del domingo una casa abandonada en la mencionada urbanización, relató a los servicios de emergencia que acudieron al lugar que una vela pudo ser la causa del siniestro y que el fallecido, su hermano, fue el que le alertó del inicio de las llamas.

Por esta razón, en un principio se pensó que la persona que murió calcinada podía haber escapado del incendio, pero una vez sofocado, se certificó su fallecimiento. El cadáver fue hallado cerca de la puerta y presentaba las extremidades inferiores completamente consumidas.

El superviviente expresó que no entendía por qué razón su hermano no salió inmediatamente de la casa, tras advertirle del incendio.

Ni luz ni agua

El fallecido, identificado como Jesús L.E., de 59 años, y su hermano vivían en esta casa abandonada sin agua ni luz eléctrica. Las ruinas del inmueble permanecían ayer precintadas por la Guardia Civil. La casa no reunía las condiciones mínimas indispensables para ser habitada y el inmueble contrasta con los edificios o edificaciones de esta zona que otrora fuera uno de los verjeles más preciados del límite entre Acentejo y Valle de La Orotava.

Sobre el mediodía de ayer se trasladaron al lugar funcionarios del municipio para inspeccionar la vivienda.

Al lugar del siniestro acudieron bomberos de la Mancomunidad del Valle, fuerzas de la Guardia Civil y el equipo de Policía Judicial del mismo Cuerpo con sede en Puerto de la Cruz encargado de elaborar las diligencias que fueron remitidas al juzgado número 1 de La Orotava que se encontraba de guardia y que ordenó el levantamiento del cadáver y su posterior traslado hasta el tanatorio para la autopsia.