La Laguna

La torre de La Concepción, verdadera atalaya de la Ciudad de los Adelantados

Se trata, sin duda, uno de los símbolos arquitectónicos e históricos de Aguere que, junto a la iglesia del mismo nombre, ofrece un conjunto de gran plasticidad y marca lo que territorialmente fue, en el germen de la urbe, la denominada Villa de Arriba.

EL DÍA, La Laguna
6/feb/02 14:07 PM
Edición impresa
EL DÍA, La Laguna En el lado este de la iglesia, formando un cuerpo independiente, nos encontramos con la torre de planta cuadrada, que sirve de campanario y que frecuentemente es utilizada como imagen de semblanza de La Laguna, plasmada en fotografías de los visitantes y en las obras pictóricas de los artistas. El elemento fue construido por primera vez en 1577, luego derribada para volverse a levantar alrededor de 1630 y, por tercera y última vez, en 1694, aunque ha sufrido transformaciones también el siglo XX. La última remodelación se ha culminado recientemente y también se han revitalizado los tres artesonados de la iglesia.
Asimismo, en diciembre de 2001 se concluyó la instalación de los cuatro nuevos relojes de forma esférica.
El material es de cantería y la construcción está compuesta por cubos prismáticos perforados por vanos adintelados, coronando la composición un remate poligonal sin terminar.
Capilla interior El cuerpo bajo de la torre, al que se accede desde una capilla interior, es utilizado como baptisterio y está cubierto por una bóveda gótica. En la actualidad, la iglesia es un conglomerado de edificaciones de épocas y trazos diferentes que no guardan unidad en su construcción.
La fábrica es la usual en los templos canarios: cantos o esquinas, marcos de puertas y de ventanas de piedra del país y lienzos de pared de material ligero.
Al templo se accede por sus dos puertas laterales, la del lado este, del siglo XVI, se encuentra al nivel de la plaza, mientras que a la puerta oeste se accede por unas escalinatas de piedra flanqueadas por jardines.
Avatares Tras varios acontecimientos, en 1558 la iglesia de La Concepción ya presenta la distribución que conocemos hoy en día, es decir, tres naves separadas por columnas. Debido a las obras y ampliaciones que sufrió el inmueble, en el siglo XVII se hizo necesaria una reforma total, que fue aprovechada para ampliar la capilla mayor (1714 - 1737).
Durante el siglo XVIII se hicieron sucesivas construcciones y derribos de diferentes partes del edificio, debido por un lado a las malas estructuras que presentaba y, por otro, a la pobre calidad de los materiales empleados.
Parte de la construcción que vemos en la actualidad se comenzó a finales del siglo XVIII, basándose en los planos del arquitecto Diego Nicolás Eduardo. En 1708 sólo se llegó a concluir la cabecera del templo, la sacristía y la capilla mayor. La techumbre se colocó en 1772.