Canarias

Fepeco alerta de "perversos efectos contrarios" si se limitan las viviendas

Los empresarios de la construcción apelaron ayer al "sentido común" del Gobierno Canario para evitar una confrontación. Por su parte, los socialistas restaban crédito a las manifestaciones de Fernando González.

EL DÍA, S/C de Tenerife
6/feb/02 16:25 PM
Edición impresa
EL DÍA, S/C de Tenerife

Los empresarios de la construcción de Canarias apelaron ayer al "sentido común del Ejecutivo Autónomo" para que paralice su pretensión de limitar la construcción de viviendas, ya que una moratoria en ese sentido podría provocar un "perverso efecto contrario".

El Consejo Regional de la Construcción, integrado por las organizaciones empresariales del sector de las provincias tinerfeña y de Las Palmas (Fepeco y AEC), se mostraron ayer en desacuerdo con las manifestaciones expresadas anteayer por el consejero de Política Territorial, Fernando González, en las que adelantaba que el Gobierno profundizará en las Directrices de Ordenación General para establecer criterios legales de control en la edificación de viviendas en las Islas.

Los constructores destacaron, en un comunicado de Prensa, que "estas manifestaciones no contribuyen en nada al clima de serenidad que requiere el debate sobre el futuro socioeconómico" del Archipiélago.

Asimismo, el Consejo Regional de la Construcción advierte de que, hasta el momento, ha mantenido un "discreto silencio en torno a la inexistencia de consistencia de las Directrices de Ordenación General y del Turismo" y que han optado por guardar la serenidad.

No obstante, los empresarios de la construcción insisten en su oposición a establecer límites a la construcción de viviendas, centrada en que "la economía ha de planificarse desde el ámbito económico y no desde el urbanístico".

Por último, recordaron al Ejecutivo Autónomo que "sus continuos amagos sobre moratorias en distintos ámbitos han provocado un perverso efecto contrario, del que, alguien, algún día, deberá asumir responsabilidades".

Descrédito socialista

El Grupo Parlamentario Socialista restó ayer crédito a la pretensión del Gobierno de Canarias de limitar la construcción de viviendas. Su portavoz, José Alcaraz, manifestó que el Ejecutivo "anuncia cosas que luego no llegan a materializarse".

En este sentido, Alcaraz expresó dudas sobre la naturaleza de las declaraciones de Fernando González.

"¿Se refiere a gravar las segundas residencias o a limitar las viviendas privadas o las de promoción pública?", se cuestionó el portavoz socialista, quien destacó que, de tratarse de la última opción, el PSC se opondrá de forma rotunda. Insistió en que no se pueden reducir los objetivos en viviendas de protección.