Tenerife Norte

Un colegio orotavense denuncia a siete padres por su desinterés por la educación de sus hijos

El CEO Manuel de Falla ha decidido ser el primero en Canarias en recurrir de forma sistemática a los juzgados para tratar de concienciar a los progenitores sobre su responsabilidad.

ÁLVARO MORALES, La Orotava
7/feb/02 18:22 PM
Edición impresa

El centro de enseñanza obligatoria Manuel de Falla, uno de los más activos de La Orotava, ha decidido dar un paso de consecuencias ahora imprevisibles, pero que puede marcar un antes y un después en la concienciación de determinados padres respecto a la educación de sus hijos. Tras un acuerdo unánime del Consejo Escolar y amparándose en la Ley del Menor, el colegio denunció el pasado 24 de enero en el Juzgado Número 1 de la localidad a siete unidades familiares por su supuesto "desinterés" por la situación educativa de sus hijos, iniciativa que, salvo casos aislados relacionados con riesgos de agresión a profesores o similares, no tiene precedentes en Canarias.

Las denuncias fueron presentadas por el director, Pablo Reyes, quien señala que su objetivo pasa por hacer una llamada de atención a los progenitores ante la ineficacia de otras medidas. Aunque resalta la labor de las trabajadoras sociales del Ayuntamiento y la gran coordinación existente con Servicios Sociales, Reyes considera insuficiente lo que se está haciendo para implicar a este tipo de padres, que no responden a ningún requerimiento del colegio ante el absentismo y falta de rendimiento de los alumnos y que desconocen las actividades y hasta el horario de sus hijos.

La iniciativa ya ha despertado el interés de un colegio de La Guancha y ha logrado que 3 de los 7 padres denunciados se hayan puesto en contacto con el centro. Además, ha surtido efecto en otros que no se prodigan mucho y que también podían haber sido denunciados, si bien se hizo una selección muy cuidada de los casos más flagrantes.

Partidas sociales

Reyes insiste en que no pretenden criticar a ninguna Administración, pero sí recalcar la necesidad de aumentar las partidas sociales para evitar las situaciones de desarraigo familiar que provocan este tipo de casos, cuyo número es muy elevado en la zona de las medianías orotavenses en las que se encuentra el centro. Asegura que los ediles de Educación y Servicios Sociales apoyan la idea y confía en que dé buenos resultados.