Dinero y Trabajo
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Noche en Blanco se aplaza al 1 de diciembre leer

Las Cajas que operan en las Islas deberán contribuir a su bienestar social

La parte del presupuesto anual para obras benéficas y sociales que cada entidad deberá invertir estará en función del volumen de negocio que generen en el Archipiélago, según un decreto que prepara el Gobierno.

EL DÍA, S/C de Tenerife
8/feb/02 21:27 PM
Edición impresa

Ésta es una de las novedades que se introducen en el proyecto de decreto de la Consejería de Economía, Hacienda y Comercio que regulará la obra benéfico-social de estas entidades financieras, según informa este Departamento en una nota remitida a EL DÍA.

El decreto establece que todas las Cajas que operan en las Islas, y no sólo las dos que tienen en el Archipiélago su sede social, tendrán que enviar a la Consejería que preside Adán Martín el presupuesto de sus obras benéficas y sociales a principios de año, en el que tendrán que detallar la distribución del mismo, en función de los criterios fijados por el Gobierno y la liquidación del ejercicio anterior.

Para ello, el Ejecutivo Autónomo determinará, previa audiencia a las Cajas de ahorros, las líneas de acción prioritarias, e indicará las carencias y prioridades básicas entre las cuales las entidades financieras tendrán libertad de elección de actuaciones concretas, si bien en función de las directrices que deben orientar la obra benéfico - social. Estas directrices se han dividido en ocho áreas: docente, cultural, deportes, investigación, sanitaria, medioambiente, asistencial y social y desarrollo socio - económico.

La introducción de esta última área es otra novedad del decreto, pues permite a las Cajas de ahorros destinar un máximo del 10% de la obras benéficas y social a operaciones que contribuyan al desarrollo de sectores estratégicos, con proyectos relacionados con la energía, telecomunicaciones, innovación tecnológica y operaciones de capital - riesgo.

El decreto fija, además, un calendario para que las dos Cajas de ahorro con domicilio social en Canarias realicen proyectos conjuntos de sus obras benéfico-sociales en el ámbito regional, para lo que deberán destinar a partir de este año un mínimo de un 5% anual de obra benéfico-social, que se incrementará gradualmente hasta alcanzar un mínimo del 15% en 2005.