La Laguna

POR LAS ESQUINAS


Un "llenazo" repentino
9/feb/02 14:07 PM
Edición impresa
Un "llenazo" repentino
Si el pleno de ayer comenzó muy tranquilo, en escaso tiempo el salón noble comenzó a adquirir la imagen de las "grandes ocasiones". Y es que los bancos fueron ocupados en un suspiro por bastante público y las cámaras televisivas se apostaron para captar imágenes. Lo de las antenas dio mucho de que hablar y, cómo no, de informar.

Cansancio a "flor de piel"
Las urgencias se convirtieron ayer poco menos que en otro pleno. Terminó la cosa a las cuatro pasadas y quedaban pocos periodistas, como los de la emisora local Radiodifusión Aguere, que aguantaron la emisión completita en directo. Oramas, con fiebre (igual que Ana Ramos), dio relevo a Arquímedes Jiménez en las preguntas.

Humor "de hierro"
A esas horas aún quedaba resuello y buen humor. Porque cuando el alcalde accidental anunció la batería de cuestiones de ediles del PSOE a concejales del grupo de gobierno, algunos hicieron gesto de "salir pitando". Jiménez bromeó con humor "de hierro", dadas las circunstancias: "Que nadie se mueva o lo empapelo", ironizó.

Detalle "muy dulce"
No es un secreto, precisamente, que los plenos laguneros ya tienen fama, por su duración, de récord del libro Guinness. Para combatir las largas horas de "desgaste", la concejal socialista Elvira Jorge obsequió con una caja de bombones a los periodistas que siguen de principio a fin las sesiones. Todo un detalle digno de agradecer.