Actualidad

Sanidad retira al HUC la acreditación regional en reproducción asistida

El Gobierno Canario dio ayer una nueva vuelta de tuerca a la polémica sobre el desequilibrio sociosanitario al autorizar la creación de una unidad de reproducción humana en el Materno - Insular, decisión que restringe el ámbito de influencia y la categoría autonómica de la del hospital tinerfeño, pero contenta a sectores médicos y políticos de Gran Canaria.

EL DÍA, S/C de Tenerife
9/feb/02 21:27 PM
Edición impresa

La Consejería de Sanidad y Consumo ha satisfecho finalmente las demandas de sectores políticos y médicos de Gran Canaria al autorizar la creación de una unidad de reproducción humana en el hospital Materno - Infantil, pese a que la decisión limita fuertemente el ámbito de influencia de la unidad autonómica que funciona en el Hospital Universitario de Canarias (HUC) desde hace una década, que, en adelante, tendrá categoría "pseudo - regional".

La publicación ayer, en el Boletín Oficial de Canarias, de la orden de la Consejería de Sanidad y Consumo, de 21 de diciembre pasado, por la que se designa a la unidad de reproducción humana asistida del hospital grancanario como centro de referencia insular para los tratamientos de infertilidad humana, con los mismas técnicas y servicios que la del "Universitario", toca otra vez en la herida histórica que hace mella en Tenerife a cuenta de los desequilibrios sociosanitarios. Con esta autorización, la Consejería de Sanidad más que curarla le provoca daños de consideración.

El jefe del Servicio de Ginecología, Obstetricia y Fecundación "in vitro" del HUC, José Carlos Alberto, declaró ayer a EL DÍA, tras hacerse oficial la creación de la unidad del Materno - Infantil, que la orden de la Consejería "tal y como está el panorama sanitario sale en mal momento, pero allá ellos", para asegurar a continuación con rotundidad que "no hay razones técnicas que la justifiquen".

Indicó que "el designar un centro de referencia - el del HUC - para las técnicas de reproducción asistida en Canarias fue una medida acertada", como lo corrobora, dijo, que "durante los años 2000 y 2001, el funcionamiento del centro de referencia fue un éxito, al atender a toda la población sin listas de espera y, además, hizo un buen servicio".

Que den explicaciones

A juicio de José Carlos Alberto, la creación de la unidad de reproducción del Materno - Infantil es el resultado de una "decisión exclusivamente política y los políticos tendrán que explicar por qué lo han hecho".

Denunció que una consecuencia inmediata de la orden es que la unidad del hospital tinerfeño "deje de ser centro regional, para serlo cuasi - regional", al funcionar otro en Gran Canaria con ámbito de referencia insular.

"Los políticos responsables de esta decisión deberían dar explicaciones, si es que creen que la sociedad se lo merece, como sucede con otras muchas cosas que deberían estar explicadas al final de esta legislatura", sentenció el especialista.

En cuanto a la duplicación de este servicio sanitario, a pesar de que una de las máximas de la Consejería de Sanidad es precisamente crear centros de referencia regional en aras de administrar con eficiencia los recursos económicos, denunció que "se duplican servicios cuando interesa a alguien".

"No es la primera vez que se hace - agregó - , pero no conozco ningún caso en el que el centro regional esté en Las Palmas y se duplique a favor de Tenerife y sí al contrario, como cuando hubo que duplicar la Universidad y hay que duplicar ahora el centro de reproducción".

Indicó que la competitividad de un centro de reproducción se mide por el promedio de ciclos que efectúa al año, apartado en el que el HUC ha conseguido situarse en la media europea. En adelante, el volumen de trabajo se reducirá a la mitad al funcionar dos centros en Canarias, por lo que ninguno llegará al promedio europeo de ciclos de reproducción. Esto supone una brusca caída de las Islas en el escalafón internacional de hospitales acreditados en estas técnicas.