Tenerife Norte

De antigua Alhóndiga de Buenavista del Norte a GRANERO de libros y cultura

El Cabildo de Tenerife concluirá el próximo mes de mayo la última fase de las obras de restauración de este edificio construido en 1596, cuyo presupuesto total ha rondado los 288 mil euros (casi 48 millones de pesetas), financiado en parte por el Ayuntamiento del municipio.

EL DÍA, Buenavista del Norte
10/feb/02 18:22 PM
Edición impresa
EL DÍA, Buenavista del Norte

El edificio El Granero de Buenavista del Norte es una de las joyas más preciadas de la arquitectura tradicional canaria y se encuentra en proceso de rehabilitación. En mayo finalizará, con total probabilidad, la última fase de las obras, según el proyecto redactado por el arquitecto José Francisco Arnau Díaz Llanos, y promovido por el Cabildo de Tenerife.

Este edificio, que hoy es reconocible en el centro del casco histórico de Buenavista, junto a la plaza de Los Remedios, perteneció, en origen a la Alhóndiga de esta localidad norteña. Como tal, fue creado para un uso determinado, en aquel lugar preferente, tal como debía ocupar una institución básica en el organigrama político y administrativo del Archipiélago, y que, actualmente, ha quedado en desuso.

Los vecinos se obligaban a dotar a Las Alhóndiga de una serie de bienes, normalmente, trigo o dinero en efectivo, que era utilizado a favor de la comunidad para el establecimiento de servicios colectivos: puentes, caminos, graneros, fuentes y escuelas.

También era el fondo social que se utilizaba en caso de penurias, como hambrunas, epidemias y problemas de las cosechas. De esta forma, se entiende su existencia como la única institución local tras la parroquia si la había, encargada de dotar de cohesión social a estos lugares dejados del favor gubernamental.

La Alhóndiga de Buenavista fue fundada en 1596, una de las primeras de Tenerife, manteniendo aún interesantes testimonios de los usos y las costumbres cotidiana, siendo fundamental para cualquier trabajo que pretenda analizar un vasto capítulo del devenir cotidiano.

Con esta intervención, que ha contado con un presupuesto de 287.162 euros (47,7 millones de pesetas), del que el Cabildo ha aportado 234.495 euros (39 millones de pesetas) y el Ayuntamiento, 52.767 euros (8,7 millones de pesetas), se ha pretendido restaurar las tres plantas del edificio. Se han subsanado las patologías existentes para llevarlo a su estado original.

El alcalde de Buenavista, Aurelio Abreu, indicó que la Corporación ha decidido destinarlo a biblioteca pública y sala de actos culturales.