Actualidad

Los preuniversitarios exigen saber si estudiar una carrera "vale lo que cuesta"

La demanda de calidad en los servicios por parte de los alumnos de Enseñanza Secundaria gana cada vez más terreno entre sus inquietudes, a la hora de escoger los estudios superiores como posible vía de acceso al mercado de trabajo.

EL DÍA, S/C de Tenerife
10/feb/02 21:27 PM
Edición impresa

Ni la LOU ni la futura Ley de Calidad. Lo que preocupa a la última generación de alumnos preuniversitarios, tal vez más prácticos que sus hermanos mayores, es si los estudios superiores que van a emprender dejarán a la larga, en sus bolsillos, la sensación de haber realizado una inversión rentable.

Así se deduce de las impresiones de los responsables de las V Jornadas de Puertas Abiertas que la Universidad de La Laguna (ULL) ha celebrado esta semana, y en la que se ha contado con mayor apoyo institucional, según Carmelo Páez, del Servicio de Orientación Para Alumnado (Sopa), lo que ha permitido "aumentar la oferta de información que se presta a estos alumnos".

Páez señaló a EL DÍA que una de la principales preocupaciones de los 5.571 estudiantes de todas las Islas que participaron en la iniciativa tiene que ver, no tanto ya con las carreras en sí, y con la demanda social y las salidas profesionales que ofrecen - inquietudes tan comprensibles como recurrentes en este tipo de jornadas - , como con la calidad de los servicios que van a encontrarse estos jóvenes en los recintos universitarios. "La demanda de calidad en los servicios es cada vez mayor", reconoce Páez. "Los preuniversitarios son conscientes de que la Universidad no es gratis, y de que es complicado mantenerse en ella". De este modo, el planteamiento es sencillo: "Aún no siendo del todo económica, sí estoy dispuesto a invertir si encuentro los beneficios que busco; es decir, si vale lo que cuesta", argumenta el orientador.

Los últimos estudios sobre el asunto apuntan a una diferencia de hasta un 50 por ciento entre comunidades en lo que, por ejemplo, al apartado de las tasas universitarias se refiere. Un dato que puede contribuir a disipar la cautela de los preuniversitarios de las Islas puede ser el hecho de que Canarias cuenta con el precio por crédito académico más barato de España, en el extremo opuesto a Navarra, con las cifras menos económicas. Ejemplos de algunas carreras son los casi 9 euros que cuesta cada crédito en Fisioterapia o Enfermería, y en las Ingenierías Técnicas, frente a los 12 de Navarra, o los 5,8 en la carrera de Filosofía en las Universidades Canarias frente a los 8,6 euros navarros.

Trabajar para la mejora

Las titulaciones en franja intermedia de experimentalidad cuenta con los créditos más caros en Madrid, Aragón y La Rioja, mientras que Canarias vuelve a ocupar el primer lugar, antes de Valencia, Galicia y Cataluña.

Por lo demás, la Universidad de La Laguna se encuentra en pleno proceso de mejora de sus servicios. El vicerrector de Planificación y Coordinación de la ULL, Teodoro Roca, ya ha expuesto las principales líneas de mejora de los servicios de la Institución para el presente ejercicio, destacando la integración plena de las nuevas tecnologías en la modernización de la gestión y la organización interna, la potenciación de la calidad académica a través de sucesivos planes de formación para el profesorado y el PAS, y de mejora institucional, a los que se añaden otros como los destinados a la formación complementaria del alumnado, las ayudas a la investigación y el aumento de los servicios generales de apoyo a esta actividad.

Los próximos presupuestos de la Institución académica quieren dar ampliación a otras acciones ya iniciadas como el programa de atención a los alumnos discapacitados, cuyo número de matriculaciones se ha duplicado en tan sólo un curso, o a la mejora del plan de seguridad y evacuación de los edificios y facultades del centro.