Dinero y Trabajo
JOSÉ FERNANDO RODRÍGUEZ DE AZEROPRESIDENTE DE LA CEOE-TENERIFE

"El AIEM es justo y fundamental para el sector productivo canario"

La paralización del procedimiento de urgencia por parte del Parlamento Europeo para la aprobación Arbitrio sobre la Importación y Entrega de Mercancías preocupa a los empresarios tinerfeños, que insisten en que dicha figura fiscal es vital para las Islas.

EL DÍA, S/C de Tenerife
14/feb/02 21:29 PM
Edición impresa

El presidente de la CEOE-Tenerife insiste en la necesidad de que se dé el visto bueno al AIEM, ya que, de lo contrario, podría suponer el fin del sector industrial canario en un plazo de 15 años.

- ¿Cómo ha cambiado la situación desde el pleno del Parlamento Europeo de Estrasburgo?

- Nos hemos quedado preocupados. Se pretendía que entrase por el procedimiento de urgencia en el Parlamento Europeo y la actuación de un grupo de parlamentarios, sobre todo británicos, paralizó el expediente para que pase a discusión. Nos preocupa que el debate que se pueda abrir esté mal enfocado. Nos sorprende que no haya habido información del "movimiento británico". Tanto el Gobierno español como los europarlamentarios canarios debieran haber estado al quite.

- ¿En su opinión, que hay detrás de esta decisión?

- Es el típico juego de la UE, de intereses de un lado y de otro. Lo que está claro es que para nosotros es fundamental la pervivencia de nuestro sector productivo.

- ¿Considera que la coordinadora canaria "antiAIEM" ha influido en esto?

- No creo que haya influido positivamente, pero tenemos que llegar a un entendimiento para que estas cosas se analicen con la generalidad que les corresponde. Se haría un importante daño al sector productivo y existe la posibilidad de que ponga en jaque el propio REF de Canarias.

- ¿Qué perjuicios añadidos podría conllevar la no aprobación del AIEM?

- Tenemos que pensar que la armadura que Canarias tiene en estos momentos con la UE en determinados conceptos, que van desde el Régimen Económico y Fiscal, el Régimen Específico de Abastecimiento o la Reserva para Inversiones, complementan nuestro estatus. Atacar alguno de estos elementos puede también desequilibrar esa armadura. Además, hay segmentos de la economía canaria que se benefician de alguna de estas medidas y lo que no es válido es que me beneficie de unas cosas y lo que me perjudica lo critico o intento eliminar. Hay que hacer un serio análisis de la situación general, que pasa por reforzar el sector productivo en Canarias.

- ¿Considera que este retraso en la aprobación es peligroso?

- No es bueno, aunque se apunta que en dos o tres meses pueda quedar zanjado. Mi misión es que dentro del mundo empresarial haya el mayor consenso posible para que no sea motivo de discusión. Confío en que la unión de los empresarios de Tenerife y Las Palmas sea efectiva, ya que tenemos muy claro que este instrumento es necesario, justo y fundamental para el futuro del sector productivo de Canarias.

Defensores desde el principio

- No obstante, la CEOE-Tenerife siempre ha apoyado su creación.

- Somos totalmente defensores, sin dudas, de un instrumento como éste para la defensa de la producción interior. Sería de locos pensar que un impuesto como el AIEM pueda desaparecer por una situación de "excesivo desorden" dentro del mundo económico y empresarial canario.

- ¿A qué confusiones se refiere?

- Cuando se empezó a analizar esto, la CEOE-Tenerife convocó a todas las partes involucradas y se llegó a un consenso general de la aplicación del AIEM. Desde entonces, ha habido determinados movimientos, legítimos, pero muy peligrosos, sobre todo de segmentos de empresarios de Las Palmas para liquidar este impuesto. Aunque son legítimos, si se hace un análisis de lo que es conveniente para la economía canaria en general, hay que apostar por la adopción de este impuesto. El empresario tiene que tener en cuenta que es un buen instrumento para el desarrollo de la economía canaria y para evitar mayores desequilibrios.

- ¿Pero, a pesar de todo, es optimista sobre el futuro del AIEM?

- Creemos que debe salir. De lo contrario, estaríamos hablando, sin ser catastrofista, de un asunto muy grave para la economía canaria. De un toque casi mortal a determinadas actividades productivas. Incluso, podría provocar la muerte del sector industrial en 10 ó 15 años.

JOSÉ FERNANDO RODRÍGUEZ DE AZEROPRESIDENTE DE LA CEOE-TENERIFE