Venezuela

Chávez anuncia la libre flotación del bolívar y un fuerte recorte presupuestario

La caída de los precios internacionales del petróleo, la principal fuente de ingresos de Venezuela, obligó a la toma de las nuevas medidas para garantizar la viabilidad de las cuentas fiscales y reducir la "incertidumbre" de los agentes económicos. El presidente hizo un llamamiento a los sectores económicos y políticos del país a que las "impulsen".

14/feb/02 21:29 PM
Edición impresa

Reforma tributaria

La caída de los precios del crudo obligó al Gobierno a calcular un nuevo presupuesto nacional, con una "reducción importante de un 22,2 por ciento" respecto al aprobado inicialmente, de 33.051 millones de dólares, indicó el jefe de Estado. El nuevo presupuesto, de 25.708 millones de dólares y con una estimación del ingreso petrolero de 7.590 millones de dólares, está basado en un precio promedio anual del barril de 16 dólares, 2,5 dólares menos que las cifras originales. El Gobierno piensa afrontar el déficit fiscal de 7.342 millones de dólares con la reforma tributaria que anunció el presidente Hugo Chávez el pasado 15 de enero, que aún estudia la Asamblea Nacional y que permitirá recaudar 3.125 millones de dólares.

EFE, Caracas

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció una nueva política cambiaria y la reducción de un 22,2 por ciento en el presupuesto nacional, para garantizar la viabilidad de las cuentas fiscales y reducir la "incertidumbre" de los agentes económicos.

En una alocución nacional, Chávez dijo la noche del martes que la caída de los precios internacionales del petróleo, la principal fuente de ingresos del país, obligó a la toma de las nuevas medidas cambiarias y fiscales, e hizo un llamamiento a los sectores económicos y políticos del país a que las "impulsen".

"Hago un llamamiento para que participen todos en el impulso de estas medidas, para que surtan el efecto deseado de fortalecimiento económico y continuidad del desarrollo de Venezuela", pidió Chávez en tono conciliador y tras explicar minuciosamente las nuevas cuentas fiscales.

Ayer entró en vigor un esquema cambiario basado en la libre flotación de la moneda, en sustitución del sistema de bandas que rigió desde 1996 y en el que el bolívar fluctuaba entre un valor máximo y otro mínimo determinado anualmente por el Banco Central de Venezuela (BCV).

Mejorar la competitividad

La medida está destinada "al apoyo del equilibrio externo de la economía y a mejorar la competitividad del sector productivo", declaró el presidente Hugo Chávez, y a la "defensa" de las reservas internacionales, que actualmente superan los 16 mil millones de dólares.

Entre los pasados jueves y viernes, la moneda local perdió 29 unidades y se cotizó el pasado día 8 a 799,50 bolívares por dólar, como consecuencia de la incertidumbre creada por la crispación política que afecta al país.

Los ataques contra la moneda costaron casi "2 mil millones de dólares" en reservas internacionales sólo en lo que va de año, manifestó el primer mandatario del país venezolano, Hugo Chávez.

Observadores locales y extranjeros habían pronosticado que posiblemente el Gobierno aplicaría un control de cambio o una devaluación para afrontar los ataques especulativos y el déficit fiscal, que se acerca a los 6 mil millones de dólares, según los cálculos oficiales.